Un estudio de opinión pública a nivel nacional realizado por el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) Voices! Fundación UADE analizó la percepción de los padres sobre distintos aspectos vinculados a la crianza de los hijos, las tareas del hogar, el uso del tiempo libre y los valores a trasmitir a los hijos, desde una perspectiva de género. Y concluyó: "De todas las actividades del hogar, las mujeres que trabajan realizan además más tareas que los hombres". Entre los resultados del relevamiento surgió que "los aspectos que más valora la sociedad para transmitir a los hijos están estrechamente vinculados con la socialización y el autocontrol social (como buenos modales, tolerancia, responsabilidad y obediencia), así como también con los hábitos saludables. Esta gama de valores vinculados al autocontrol son más referidos por las mujeres que por los hombres. En cambio los hombres dan más importancia que las mujeres a la capacidad de disfrute, la expresión de sentimientos y el espíritu de ahorro.
El trabajo se realizó tomando como base una encuesta realizada en todo el país a 1.008 personas mayores de 16 años, utilizando entrevistas personales como instrumento de recolección. A nivel general, la mayoría de los padres evalúa el rol que ellos desempeñan de manera positiva (8 de cada 10). Las mujeres tienden a considerar que cumplen mejor su rol como madres que los hombres como padres. Así, mientras que 6 de cada 10 mujeres calificaron su rol como excelente o muy bueno, solo 4 de cada 10 hombres piensan de igual modo. Esto muestra que aun ingresando al mercado laboral las mujeres mantienen su rol tradicional de amas de casa.
Las diferencias entre hombres y mujeres se mantienen incluso si se considera el hecho de trabajar. Por un lado, las mujeres que trabajan y no trabajan mantienen pocas diferencias en cuanto a las tareas hogareñas que realizan. Por otro, en todos los casos las mujeres que trabajan realizan más las tareas del hogar que los hombres.
Y las cifras hablan por sí solas. De las mujeres que trabajan el 92% tendió la cama el día anterior contra el 34% de los hombres que trabaja y el 55% de los hombres que no trabaja, el 77% lavó los baños versus el 21% de hombres que trabaja y 15% de los que no trabaja, el 87% barrió vs. el 40% y el 47%, el 86% hizo las compras vs. el 60% y el 67%, el 90% preparó la comida vs. el 41% y el 50%, el 92% lavó la vajilla vs. el 35% y el 68% cuidó de los niños vs. el 38% y el 11%.
Otro tema que se indagó fue cuánto tiempo les dedicaban los padres a una serie de actividades. De esta manera se vio que en promedio 8 horas les insume el trabajo, casi 7 el cuidado de los hijos y otras 4 horas el cuidado del hogar.
Visto por género el estudio muestra que respecto al cuidado del hogar, las mujeres les dedican un promedio de 4 horas y 58 minutos, casi el doble de lo que le dedican los hombres (2 horas y 22 minutos). En lo que toca al cuidado de los hijos también las mujeres le dedican el doble de tiempo que los hombres (8 horas y 14 minutos, frente a 4 horas y 40 minutos de los hombres).
De esta manera se advierte no solo que las mujeres realizan más tareas del hogar que los hombres, sino que le dedican más tiempo también. Asimismo se observa que las mujeres que trabajan le dedican también más tiempo a sus hijos y al hogar que los hombres.
El CIS surgió como una iniciativa conjunta del Instituto de Ciencias Sociales y Disciplinas Proyectuales de Voices! Research and Consultancy y Fundación UADE, con el propósito de desarrollar instrumentos informativos y generar un reservorio de relevamientos de opinión pública sobre problemas de la sociedad argentina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora