Diariamente un promedio de 14 abusadores sexuales reciben en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires beneficios judiciales que les permiten estar presos en sus casas, salidas transitorias o directamente
libertad condicional. Fuentes judiciales consultadas por Diario Popular indicaron que los juzgados de ejecución penal firman un promedio de 60 beneficios excarcelatorios semanales (de lunes a viernes) que involucran a personas que cometieron delitos contra la integridad sexual, como abusos y violaciones. En uno de estos casos, Marcelo Pecollo, el profesor de música que murió tras ser linchado aparentemente por los padres de niños
que había abusado sexualmente, gozaba al momento del traumático hecho en que resultó atacado de un beneficio excarcelatorio otorgado por la justicia. En su caso, lo juzgaron y recibió una pena de 30 años, pero un
tribunal superior redujo la condena a 8 y ahí el sujeto pudo solicitar un régimen de libertad condicional, que le permitió incluso volver a ejercer su profesión de músico. El caso no resulta aislado, porque diariamente unos 14
abusadores sexuales reciben beneficios que les permiten estar presos en sus casas, salidas transitorias o directamente libertad condicional. "El caso de Pecollo es paradigmático. Porque un fiscal trabajó muchísimo para recolectar la mayor cantidad de testimonios, evidencias y pruebas en relación a las violaciones contra chicos de 4 años del jardín Raíces y Alas. No fue fácil, pero se logró llegar a juicio oral", dijo al Diario Popular María Elena Leuzzi, titular de la Asociación de Víctimas de Violaciones. "Un tribunal de Morón escuchó a las víctimas, sus familias, y las pruebas reunidas. Tomó la decisión de que fuera condenado a pasar 30 años de prisión. Luego, llegó un tribunal de Casación, y le bajaron la pena a 8 años. Finalmente, le dan el beneficio de la libertad. Un delirio todo", agregó. El 30 de octubre último, cuando Pecollo participaba junto con la orquesta de un concierto en la Catedral de Morón, un grupo de personas, que los testigos señalan como familiares de los nenes abusados, irrumpieron en la iglesia para escracharlo nuevamente con cartelería y gritos. Pecollo salió corriendo hasta que fue interceptado por tres de los manifestantes, quienes comenzaron a golpearlo hasta que vomitó sangre. La policía frenó la paliza y Pecollo fue trasladado en ambulancia hasta el Hospital de Haedo.
El pasado 1 de diciembre, tras semanas de internación, Pecollo murió. Acerca del tema, la especialista Leuzzi comentó que "la justicia es machista, entonces todo el tiempo están liberando a violadores, sabiendo que no son recuperables y que van a reincidir", precisando que "todas las garantías son siempre para los agresores sexuales, pero las víctimas no tienen ninguna chance de justicia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...