Siguen indefectibles los aumentos en todos los servicios públicos y el malestar de los vecinos de la ciudad de Salta crece hasta calificaciones de "indignantes".
El Tribuno salió a recorrer los barrios del oeste capitalino para buscar las repercusiones sobre los anuncios de la suba del agua y sobre el estado del servicio que brinda Aguas del Norte.
En el oeste, coinciden en calificar al servicio de deficiente, salvo en casos como el Grand Bourg.
Por detrás del templete de San Cayetano, en el barrio Nuestra Señora del Carmen, los vecinos están muy disconformes. Hace unos días se rompió un caño en la calle Guerra Gaucha y los líquidos bajan a cielo abierto por todo el barrio.
Desde Aguas del Norte informaron ayer que se realizó la desobstrucción de red colectora, "quedando el servicio normalizado en el lugar".
"Desde las 22 y hasta las 8 del otro día no hay agua. Desde noviembre cortan al mediodía también. Y, como ya es común, esperamos los cortes de jornadas completas que se vienen en enero. Yo no sé cómo se animan a aumentar la tarifas de un servicio que no brindan", dijo María, que tienen una verdulería típica de barrio.
En el San Silvestre, en la zona que va desde la calle San Gerónimo hasta San Pantaleón, también cortan el agua durante toda la noche. "En verano es toda una incertidumbre. Ya estamos en la época en que no sabemos cuando cortan. Los lavarropas se rompen porque en cualquier momento se quedan sin agua y comienzan a andar mal", dijo un trabajador gastronómico.
Las noches sin agua también las viven en el barrio Roberto Romero. En Palermo III, un día tienen agua y al otro no.
Muchas familias decidieron armar un sistema de cisternas propias, ya que en las épocas de mayor limitación baja la presión al mínimo y no se pueden llenar los tanques.
Para ellos representa un gasto extra: son más mil pesos por los tanques superiores de 500 litros y 2.000 pesos para las bombas para elevar el agua.
Sobre el planteo de esos barrios, desde Aguas del Norte admitieron que faltan obras. Se trata de "la impulsión desde Alto Molino a Grand Bourg, que aportará mayores caudales y solucionará las falencias actuales, relacionadas sobre todo a la continuidad de servicio". La obra ya está iniciada y su finalización está dentro de las prioridades del primer semestre 2017.
Con respecto a las bonificaciones, desde la compañía señalaron que deben solicitarlas al Ente Regulador de los Servicios Públicos (Enresp), organismo facultado para otorgarlas.
"Nosotros pagamos 200 pesos de agua y ahora se viene otro aumento. Es un mal chiste porque en realidad nos tendrían que bonificar por el pésimo estado del servicio", dijo una vecina de la calle Nuestra Señora de Itatí.
En barrio Virgen del Rosario sucede que en algunas cuadras hay suministro normal, mientras en otras a partir de las 10.30 solo pueden juntar algunos baldes con las pocas gotas que caen de los grifos.
La empresa presentó esta semana al Enresp un pedido para aumentar el servicio hasta un 45 por ciento en 2017, en el marco de la revisión tarifaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...