A una semana del operativo "Tolerancia 0" que se lanzó en Tartagal, ya son 300 las motocicletas secuestradas por la Dirección Municipal de Tránsito y la Policía de la Provincia, que conjuntamente llevan adelante la campaña.
La secretaria del Tribunal de Faltas municipal, María Eugenia Andreu, explicó que "no hemos elaborado una estadística sobre las motocicletas que se van secuestrando, porque el movimiento es permanente en cuanto a la entrada y salida de este tipo de vehículos. En los procedimientos se secuestra la unidad de quien circula sin casco o va con un acompañante sin ese elemento de protección y, al mismo tiempo, se van reintegrando las unidades a quienes pagan la multa".
El operativo tiene por objetivo evitar que motociclistas y acompañantes circulen sin el casco y que menores de edad conduzcan este tipo de vehículos, por lo que las exigencias son dos: casco y licencia de conducir.
"La multa se estableció en $800 en el caso de estas infracciones. Pero tenemos como alternativa el pago de la mitad de la multa para los que vienen a retirar la moto, traen el casco y presentan la respectiva factura. Se presentaron casos de motociclistas que fueron posteriormente a comprarlo y a ellos también se les disminuyó la multa, porque el objetivo es que utilicen protección", explicó la funcionaria.

La cultura de no protegerse
Para la funcionaria, que escucha los argumentos de los conductores cuando concurren a retirar los vehículos, "la realidad nos muestra que la mayoría de los motociclistas tienen casco, pero no quieren usarlo porque dicen que es incómodo, porque los despeinan, otros porque dicen que les produce fobia y muchos justificativos más. Quienes no pueden usar el casco por cualquier razón, sencillamente no pueden andar en motocicleta. Es lo que les explicamos cada vez que vienen a realizar el trámite y a abonar la multa".
Desde el programa "Tolerancia 0" al no uso del casco, la actividad en el Tribunal de Faltas se multiplicó en forma notable. "Cada vez son menos los que se arriesgan a salir en motos o ciclomotores sin casco. Uno de buena calidad no supera los $400 y la multa en el caso de una primera falta es de $800. Creemos que no hay mucho para pensar. Además, los accidentes fatales o graves son protagonizados por motociclistas que circulaban sin casco", precisó Andreu. El operativo continuará y hasta el momento no hay fecha de finalización, ya que se busca crear conciencia sobre la vital importancia que este elemento de seguridad significa para motociclistas y acompañantes, muchos de ellos niños.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora