Según un estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), este año se redujo por primera vez desde su implementación el poder adquisitivo de la Asignación Universal por Hijo. Asi, el aumento anual correspondiente de ese beneficio no logra cubrir el avance de la inflación.
Para ilustrarlo con números puros y duros, con la AUH que cobra actualmente (966 pesos), un beneficiario puede comprar 16 litros menos de leche que con la que percibía en julio del 2015, la cual contabilizaba 837 pesos. El cálculo toma como referencia el precio promedio del sachet de leche a mediados del año pasado (11 pesos) y el actual (16 pesos).
Como explica la investigación de la CEPA, que dirige el economista y concejal del FPV en San Martín Hernán Letcher, "se observa que el poder adquisitivo de la AUH alcanza un pico máximo con el aumento de junio de 2015". Sin embargo, "eso no se constata para 2016", ya que los aumentos de marzo y septiembre de este año en el monto del beneficio "no logran continuar esta línea ascendente y, en efecto, se reduce en ambas instancias el poder adquisitivo respecto de los períodos anteriores".
Para determinar el descenso en el poder adquisitivo de la AUH, el CEPA se basó en el índice de precios minoristas de la consultora Bein y Asociados, complementado con una estimación inflacionaria en línea con las declaraciones del actual gobierno. Vale recordar que en septiembre la AUH volverá a aumentar, situándose en 1.103 por beneficiario.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora