Las cosas no están fáciles ni claras para los desocupados que estaban nucleados en Fundatrad -Fundación de trabajadores Desocupados- que lideraba el piquetero José "Pepino" Fernández.
Tras la inhibición que hizo la Anses sobre esa fundación a fines de julio pasado por irregularidades en los pagos a los 1.063 beneficiarios, además de abrirse una causa penal en el Juzgado Federal de Orán por supuesta defraudación a la administración pública, aún no hay visos de una resolución que defina si podrá seguir existiendo o, finalmente, desaparecerá.
La Fundación Villa Saavedra funciona en la casa del dirigente y comerciante Daniel Córdoba. No se conocen sus actividades laborales específicas.
Mientras tanto, la gente fue incorporada a otra organización, Fundación Villa Saavedra, que no tiene actividades laborales visibles pero que, bajo el paraguas del Estado provincial, paga "sueldos" de $500, de los cuales $70 quedan como aportes y seguro. Este mecanismo pretende que los beneficiarios, que figuran como empleados, cobren el codiciado coeficiente 4 por salario, un plus asignado especialmente a Mosconi.

Pagos al día
Por estos días se está abonando octubre y con ese haber la fundación que absorbió a los desocupados, quedó al día. Pero la gran preocupación es qué sucederá con el salario familiar, ya que la mayoría de los que cumplían las condiciones y tenían hijos menores de 18 años (hasta un máximo de cinco), ahora cobran la asignación universal por hijo, beneficio que lejos está de los importes que venían percibiendo hasta hace un par de meses por salario familiar.
Por el coeficiente 4, el salario representaba $1.800 por cada menor y $5.400 por discapacitado, sumas que distan mucho de la asignación universal. Ahora todos esperan volver a percibir esos montos.

Un poco de historia
Mientras tanto, todos comienzan a sospechar que será difícil seguir accediendo a ese beneficio extraordinario que con sus contactos en Buenos Aires logró hace tres años "Pepino" Fernández. El piquetero había negociado con la presidenta de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, con el subsecretario de Agricultura Familiar y jefe del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, integrante del denominado frente transversal junto a los ultrakirchneristas Edgardo Depetri, Luis D''Elía y Milagro Sala. Por entonces, el beneficio promediaba los $8.000 por grupo familiar, aunque muchos de ellos llegaron a cobrar alrededor de $15.000. Como a muchas organizaciones oficialistas, si algo caracterizó a Fundatrad fueron las irregularidades en el manejo de los fondos y los norteños se preguntaban cómo era posible que un millar de personas, con tareas totalmente inciertas y esporádicas, percibían más que cualquier otro trabajador.

Sueldo y descuentos
Esas sumas eclipsaban totalmente el "sueldo" de $300 que supuestamente les abonaba la fundación para poder hacer viable el salario familiar con coeficiente 4, que corresponde exclusivamente a General Mosconi y a ninguna otra localidad del departamento San Martín. No en vano se sumaron denuncias de otros sectores sociales contra Fernández porque les retenía $150 por hijo a cada familia, pero ningún beneficiario reclamó por esta irregularidad.
Es que percibir un promedio de $8.000 por 4 horas de trabajo que la fundación decía realizar era más que redituable para todos, con el agravante que cualquier denuncia podía hacer que se quedaran sin nada ya que las designaciones o las bajas era decisión exclusiva del mismo Fernández.
Hoy, la Fundación Villa Saavedra promete que capacitará a los beneficiarios, les abonarán los $500 de sueldos, todos tendrán aportes y hasta se gestiona una cobertura médica.

Las amenazas
El expediente de Fundatrad está en la Coordinación de Detección de la Anses nacional. Tampoco hay novedades de la causa judicial en Orán.
"Vamos a esperar unos días y seguramente vamos a ir a cortar la ruta. Hasta ahora solo nos pagaron los dos sueldos de $430 pesos de septiembre y octubre, pero del salario familiar no hay nada y no sabemos cuando vamos a tener novedades", explicó un desocupado que, como el resto, cobró en la Unidad Regional 4 de Tartagal.
La amenaza del corte de ruta en las próximas semanas está latente, pese a que la semana anterior una medida de este tipo provocó que un camionero de 28 años, oriundo de Aguaray, muriera calcinado al chocar con otro camión en momentos en que el tránsito se desconcentraba. Ese corte lo habían producido los mismos beneficiarios de la ex Fundatrad que exigían el pago del salario familiar. Pese a la advertencia del Gobierno provincial y la denuncia penal presentada ayer, no hay ninguna seguridad de que no vuelvan a cortar la ruta, sobre todo para las fiestas de fin de año.

Dos entidades a cargo
Dos fundaciones, Villa Saavedra e Ideas, tienen ahora a cargo a los 1.063 beneficiarios que pertenecían a Fundatrad. La primera es presidida por el dirigente de Tartagal Daniel Córdoba y fue creada hace dos años. Hasta el momento no se le conoce ninguna actividad y tiene domicilio en General Mosconi para que puedan percibir el coeficiente 4.
La Fundación Ideas, por su parte, asegura que tendrá a cargo la capacitación de los beneficiarios y anticiparon que utilizarán uno de los galpones del Parque Industrial de Mosconi, que tiene muy escaso movimiento con algunas pocas empresas radicadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora