La automotriz estadounidense Ford Motor anunció el martes que cancelará planes para invertir USD 1.600 millones en una nueva fábrica en México y que, en su lugar, usará USD 700 millones para expandir una planta en Michigan, Estados Unidos.

La firma comunicó que "canceló los planes para la nueva planta en San Luis Potosí, México", y anunció que su nuevo plan de inversión permitirá crear 700 puestos de trabajo en suelo estadounidense.

Ford, el segundo mayor fabricante de automóviles de los Estados Unidos, había sido fuertemente criticado por el presidente electo, Donald Trump, debido a sus planes de invertir en México. "No hicimos un acuerdo con Trump. Lo hicimos por nuestros negocios", subrayó el CEO, Mark Fields, a la cadena CNN.

Sólo unas horas atrás, el republicano había amenazado a General Motors, rival de Ford y principal productor automotriz en EEUU, con imponer un "fuerte arancel" a los vehículos que son fabricados en México que ingresan al país sin pagar impuestos.

El peso mexicano reaccionó desfavorablemente al anuncio, con una pérdida de 0,7 por ciento, a 20,88 unidades por dólar. A su vez, las acciones de la automotriz subían un 2,5 por ciento, a 12,43 dólares, en el mercado estadounidense.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...