Hace diez días que la guardería para niños del Centro Infantil La Floresta está cerrada. La violencia de la tormenta que azotó la ciudad el sábado cinco de diciembre dejó secuelas en las casas del barrio. También en la guardería infantil de la comunidad, que está a cargo de Amalia Rodríguez. La fuerza del agua hizo que parte del cielorraso de durlock se desplomara.
Los pedazos del material, apilados y quebrados, aún están sobre el piso. Se los ve apenas se abre la puerta principal del salón.
"Por suerte no había niños. Si bien es durlock, el susto hubiera sido importante. El problema es que se cayó buena parte del cielorraso y hace una semana que está cerrada la guardería", contó Amalia.
La mujer comentó que la obra tiene unos seis meses. "En mayo se habilitó la guardería y el techo nuevo que nos hizo una empresa privada. Todo es reciente", comentó.
La encargada agregó que trató de comunicarse con personal de la empresa que se encargó de la obra, pero no obtuvo respuestas hasta el momento en que El Tribuno visitó el lugar.
"Me dijeron que después del 10 me iban a atender y dar una solución, pero hasta ahora no pasó nada", expresó Amalia.
La idea de organizar y fundar una guardería en el mismo predio en el que funciona el comedor de Villa Floresta surgió de la necesidad de las familias del barrio. El proyecto empezó a gestarse hace tres años, por el alto índice de accidentes domésticos graves que afectaban a los niños.
Lo que sucedía era que los chicos se quedaban solos en las casas porque sus padres se iban a trabajar.
"Las mamás saben que pueden dejar a sus hijos en la guardería e ir a trabajar tranquilas", comentó la vecina.
Sin embargo, a pesar de que responde a una demanda comunitaria, el salón cuenta con una sola persona encargada de cuidar a los niños, cambiarlos y alimentarlos. "El tema es que ella trabaja ad honorem. Solo tiene la voluntad de dar su tiempo para esa tarea", dijeron en el barrio. La guardería funciona habitualmente de lunes a viernes, de 8.30 a 13 y asiste a 17 niños.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora