Ya sea en el hemisferio Sur con el calor del verano y los pronósticos de chaparrones aislados, ya sea en el hemisferio Norte con la caída de copos de nieve y el alerta de caminos cerrados, todas las miradas van a estar dirigidas hacia el cielo esta Navidad. Por primera vez en casi 40 años, el 25 de diciembre ofrecerá varios fenómenos para observar en la esfera celeste.
El cielo de la Navidad tendrá características especiales este año porque coincidirá con el momento de mayor aproximación de un asteroide al planeta Tierra y con la entrada de la Luna a su fase llena. Una Navidad con Luna llena (o plenilunio) es una conjunción que no ocurría desde hace 38 años (1977) y que no tendrá oportunidad de repetirse hasta 2034, según informó la agencia Europa Press. Cada mes es posible ver a la Luna en su máximo esplendor. El plenilunio ocurre cuando la Tierra se encuentra situada entre el Sol y la Luna, lo que hace que el satélite natural de nuestro planeta ilumine al cien por cien. En el hemisferio Norte a la última Luna llena del año se la conoce como "Luna llena fría" o "Luna llena de las largas noches". Este nombre se debe a las bajas temperaturas que se registran en invierno y a las pocas horas de luz que hay durante esta época del año. Por ello, durante esta Nochebuena y las celebraciones posteriores se podrá ver una brillante Luna que, si las nubes lo permiten, dará luz a los últimos días de 2015. El fenómeno ocurrirá tres días después del solsticio de invierno (de verano, en el hemisferio Sur), cuando ingresa la estación más fría del año en el hemisferio Norte que coincide, además, con la noche del 21 de diciembre, la más larga del año. Concretamente, el satélite llegará a su máximo esplendor a las 8.11 del 25 de diciembre (hora argentina). Según el pronóstico extendido del Servicio Meteorológico Nacional, este viernes se espera en Salta una mínima de 17´ y una máxima de 31´. Además el tiempo estará inestable con tormentas aisladas, por lo que habrá que esperar que las nubes no se acumulen impidiendo a los salteños observarla. Muchos incluso fantasearán con ver a Papá Noel conduciendo su trineo tirado por renos al mirar directamente hacia la Luna. Pero no hay que alimentar vanas esperanzas porque ni siquiera nos encontraremos entre los afortunados que podrán ver la silueta de la Estación Espacial Internacional (ISS) en el cielo de Inglaterra.
Por otro lado, la NASA informó que un asteroide se acercará a la Tierra en vísperas de Navidad y sin riesgo de impacto. Se trata del 2003 SD220 que estará a una distancia de 11 millones de kilómetros de nuestro planeta (28 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna) el próximo 24 de diciembre. El cuerpo celeste es de gran tamaño -entre 0,8 y 2,4 km de ancho- y viaja a una velocidad de ocho km por segundo. El asteroide no se verá a simple vista, pero sí a través de telescopios. No será la primera vez que el 2003 SD220 pase cerca: se volverá a aproximar en diciembre de 2018 y en igual mes de 2021.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora