Las exportaciones argentinas alcanzaron US$4.715 millones en octubre, lo cual representó un 6,3% por debajo del mismo mes de 2015. Las importaciones sumaron US$4.829 millones, un 2,1% menos que el año pasado. "Como resultado de ello, en octubre se registró el primer saldo comercial negativo desde marzo de este año, exhibiendo un resultado de -US$114 millones en comparación con un saldo positivo de US$101 millones en igual período de 2015", analizó la consultora Abeceb.
Un dato sobresaliente del modelo económico de Cambiemos es la continuidad del déficit en el saldo comercial, no por el derrumbe de las exportaciones sino por el mayor aumento que registrarían las importaciones. Las ventas al exterior pasarían de 58.326 millones de dólares al cierre de 2016 a 64.278 en 2017; mientras que las compras pasarían del 58.972 millones de dólares este año a 66.144 millones en 2017.
Por eso se estima que el saldo comercial pase de -646 millones de dólares al cierre de este año a -1.866 millones de dólares al cierre del año próximo. Aunque cabe recordar que se trata de una variable muy sensible al rumbo de la economía nacional y mundial.

Caída de los rubros

La caída de las exportaciones se reflejó en casi todos los rubros, aunque se explica principalmente por una contracción de 11,1% de las manufacturas de origen agropecuario, en especial, los derivados de la soja en el contexto de una cosecha más débil que la del año pasado. En cambio, el derivado de la soja que vuelve a mostrar buenos resultados es el biodiésel que acumula US$1.009 millones de exportaciones en el año, más del doble que durante el mismo período de 2015.
"Por segundo mes consecutivo, las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI), en cantidades exportadas, se incrementaron en términos interanuales, aunque marginalmente", evaluó.
Las exportaciones de material de transporte hacia Brasil, vinculadas con la industria automotriz, cayeron tan solo 0,8% en octubre, en comparación con una caída acumulada en el año cercana al 28%.
"Aunque el dato de octubre no es suficiente para anticipar una recuperación del complejo automotriz en el corto plazo, es una nueva señal positiva", sostuvo.
Así, las exportaciones argentinas suman US$48.314 millones durante los primeros diez meses del año, 2,1% menos que durante el mismo período de 2015.
En cuanto a las importaciones, la caída en octubre se explica principalmente por el retroceso de 17% en la importación de bienes intermedios.
La contracción en esta categoría fue compensada parcialmente por aumentos en la importación de bienes de capital (+8,1%), combustibles y lubricantes (+20,2%) y bienes de consumo (+7,8%).
Por el contrario, se destacó el aumento de 61% en la importación de equipos de transporte industriales, categoría que acumula un aumento de 22% entre enero y octubre de 2016.
Pero, claro, todo eso da resultados a largo plazo, mientras que resolver los problemas generados por el atraso cambiario revisten carácter de urgentes.
Esto viene quedando en evidencia con los reclamos de protección por parte de los empresarios de sectores como el textil o el de la electrónica. Aquí es donde los economistas empiezan a diferir con la política del gobierno macrista.
Desde la Fundación Mediterránea, por ejemplo, sus analistas señalan que el abaratamiento relativo del billete verde es producto de "razones espurias".
"Los países que crecen en forma sostenida tienden a experimentar una progresiva apreciación de sus monedas en términos reales, frente a divisas de referencia como el dólar estadounidense", afirman.
"Las mejoras de productividad permiten a esas economías pagar mejores salarios sin perder competitividad", completan.
Por otro lado, formulan una advertencia inquietante: el actual proceso puede terminar igual que los anteriores. Es decir, con "un ajuste brusco, en la que medida en que no se produzcan reformas estructurales".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


cristian arias
cristian arias · Hace 10 días

Una bomba con mecha corta


Se está leyendo ahora