El territorio de Mali se encuentra situado en el África del oeste; en lo que era antiguamente el África occidental francesa. Limita al oeste con Senegal y Mauritania, al norte con Argelia, al este con Níger, al sur con Burkina Faso y Costa de Marfil y al suroeste con Guinea.
La economía de subsistencia hace que las familias tengan que llegar a acuerdos económicos entre sí, y esto se materializa a través de los matrimonios concertados.
Esto deja a las mujeres en una situación muy vulnerable, pues las casan a edades tempranas lo cual facilita que se produzcan embarazos en mujeres muy jóvenes, les limita las posibilidades de estudiar y las hacer quedar dependientes económicamente de sus maridos.
Control francés
El pequeño país estuvo controlado por Francia desde fines del siglo XIX hasta el 20 de junio de 1960, cuando se firmó la independencia.
Sin embargo, la presencia explícita o implícita de París se extiende hasta la actualidad.
Como la mayoría de los países de la región, su historia estuvo marcada por la inestabilidad política y las limitaciones económicas.
Durante muchos años se alternaron dictaduras con gobiernos más o menos democráticos, algunos más alineados con el bloque soviético, otros, con las potencias occidentales.
El desgobierno favoreció el avance de las organizaciones terroristas Al Qaeda en el Magreb Islámico (Aqmi) y Ansar Dine, que lograron tomar posesión de vastas porciones de territorio en el norte del país, de la mano del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (Mnla), integrado también por otros grupos rebeldes.
Esto llevó a la administración de Fran‡ois Hollande a resolver una nueva intervención militar de Francia.
La llamada Operación Serval comenzó el 11 de enero de 2013 y contó con el apoyo del Gobierno maliense, de la ONU y de otros países africanos.
Para vengarse de la embestida, Al Qaeda asesinó el 2 de noviembre de 2013 a los periodistas franceses Ghislaine Dupont y Claude Verlon, que trabajaban en la ciudad de Kidal, para la cadena Radio France Internationale (RFI).
Fue el primer atentado de estas características lo que anunció el riesgo de la zona.
Francia dio por terminada la operación el 13 de julio de 2014, tras recuperar los principales puntos que estaban en manos de los yihadistas.
Entonces cedió la iniciativa a los cascos azules de la ONU, que quedaron a cargo de las tareas de pacificación y prevención.
La toma de 170 rehenes de ayer, reivindicada por yihadistas, se produjo una semana después de los atentados que ISIS perpetró en París, en los que murieron 132 personas. Francia le declaró la guerra y, días después, bombardeó Raqqa, capital del Estado Islámico en Siria.
Decapitar a yihadistas
El ex líder del partido ultraderechista francés Frente Nacional Jean-Marie Le Pen pidió ayer la "decapitación de los terroristas", una semana después de los atentados de París reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI) con saldo de 133 muertos.
Excluido hace poco a causa de sus polémicas declaraciones del partido que ahora preside su hija Marine, el "patriarca", de 87
años, propuso "restablecer para los terroristas la pena de muerte con decapitación, como lo hace Dáesh (acrónimo árabe del EI).
"Hay que afirmar los principios fundamentales de legítima defensa y de preferencia nacional", declaró Jean-Marie Le Pen en una conferencia de prensa realizada en la capital francesa.
Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora