Un oranense de 35 años fue detenido en la madrugada del 26 de mayo, poco después de que abandonara en la vía pública a una joven a la que había sometido sexualmente en su propio domicilio.
La víctima fue hallada deambulando y en crisis nerviosa poco después de la medianoche en las inmediaciones de la terminal de ómnibus de Orán.
Ante la presunción de que habría sido víctima de un delito fue conducida a la comisaría con jurisdicción.
Allí la mujer le relató al personal policial femenino que se hallaba confundida y que un sujeto había abusado de ella durante una supuesta fiesta que se había realizado en el barrio Taranto.
Luego, más calmada, dio detalles del supuesto festejo y dijo que había abordado cerca de las 22 un remise con destino a su domicilio y que el sujeto que conducía le dijo que iba a pasar primero a su domicilio, que estaba sobre la ruta de viaje, a dejar unas "cosas" para una fiesta que se realizaría allí, que iba a tardar apenas unos minutos.
Cuando arribó al lugar la hizo descender por la fuerza e inmediatamente la condujo al interior del domicilio donde la violó reiteradas veces hasta la medianoche. En un descuido del sujeto, la mujer tomó una boleta o factura de servicio y la guardó en su cartera. Poco después, supuestamente el victimario le hizo jurar que no lo denunciaría y tras esto salieron del lugar hacia la calle donde el sujeto la subió a un auto particular de color negro, ya no al remise blanco, que al parecer había entregado a un chofer.
En ese vehículo la hizo pasear por diversas calles de Orán y la abandonó en la zona de la terminal, donde la mujer fue encontrada confundida. El relato de la víctima, al principio muy difuso, comenzó a tomar forma cuando confesó los pormenores de los tormentos a la que la sometió durante "su fiesta" y cuando la policía dio intervención a la fiscal de Violencia Familiar y de Género la mujer recordó que en su desesperación por encontrar algo que la orientara mostró a la policía una boleta de servicio que había encontrado en el dormitorio de su victimario. La fiscal ordenó conducir a la mujer a la casa que figuraba en la boleta, diligencia que se realizó a la 1.30 de la madrugada. La sorpresa fue que al abrir la puerta el violador se reencontró con su víctima, cara a cara, aunque detrás de ella había al menos cuatro policías que lo redujeron de inmediato.
El sujeto quedó detenido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


delfin llanos
delfin llanos · Hace 6 meses

Yo no lo denunciaria, dejaria que se confie que todo paso y ahi le caigo, seguro que pasa a otro mundo mas justo o sea el infierna, jjjjj

Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 6 meses

Daniel,no va a pasar nada.LA JUSTICIA EN SALTA,NO EXISTE.HAY QUE HACER JUSTICIA POR MANO PROPIA.

Re KennethU
Re KennethU · Hace 6 meses

Y ahora que lo violen al sujeto ese, pero con un poste de alambrado.

otto Brinca
otto Brinca · Hace 6 meses

UNA VEZ QUE SE COMIENCE A CORTARLE EL PENE A LOS VIOLADORES, VAN A DESAPARECER DE LA TIERRA. HAY QUE HACER JUSTICIA POR MANOS PROPIAS.

daniel cruz
daniel cruz · Hace 6 meses

Remisero hijo de mil puta, prepará el upite que te lo van a dejar hecho mierda en el penal.


Se está leyendo ahora