Los integrantes de la comunidad indígena qom que acampan en la Avenida 9 de Julio levantarán el acampe que mantienen en la avenida 9 de Julio, tras pedirle al presidente electo, Mauricio Macri, que los "escuche" y les "dé las herramientas para construir una Argentina para todos".
"Que no estemos aislados ni perseguidos por la Justicia", sostuvo el qarashe (líder) de la comunidad formoseña Potae Napocna Navogoh.
Macri había visitado el acampe durante el balotaje y se comprometió a impulsar una solución a su reclamo de tierras ancestrales, a lo que se sumó una reunión que mantuvieron miembros de la comunidad con el futuro secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.
Según el líder de la comunicado qom La Primavera, Félix Díaz, Avruj "se comprometió a seguir buscando la integración de los pueblos indígenas y a resolver sus problemas yendo a los territorios".
"Quedamos que el viernes 11 me recibirá para fijar una fecha para la audiencia que Macri va a tener con los pueblos indígenas de la Argentina", anunció Díaz.
Tras casi un año de acampe en la base del monumento al Quijote, ubicado en las avenidas 9 de Julio, los integrantes de los pueblos originarios realizaron una conferencia de prensa esta semana en la que anunciaron el levantamiento de la medida de fuerza.
El objetivo del acampe, que comenzó el 14 de febrero de 2015, era reclamar la devolución de tierras a los pueblos indígenas que, según denuncian, fueron "usurpadas" por el Gobierno de Formosa, a cargo del mandatario peronista Gildo Insfrán.
Específicamente, buscan que la Nación los ayude a concretar la devolución de unas 7 mil hectáreas en Formosa que el Gobierno provincial cedió a Parque Nacionales y a multinacionales, y exigen además que la Corte Suprema haga cumplir las leyes nacionales y los tratados internacionales que los protegen, como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora