Miles de casos de infectados por el hasta ahora desconocido virus Zika salieron a la luz en los últimos días en América y la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que los casos se expanden en "forma explosiva", por lo que podría haber entre "tres y cuatro millones" de enfermos en la región.
Esta versión del virus Zika que también es transmitido por el mosquito Aedes aegypti al igual que el dengue tiene coincidencias genéticas con el que en 2013 surgió en algunas islas del Pacífico y posteriormente pasó al continente, afectando principalmente a Brasil.
La infectóloga Cristina Freuler, jefa del Departamento de Medicina Interna Hospital Alemán, explicó que los síntomas que caracterizan a la enfermedad "suelen presentarse en forma brusca, y presentan similitudes con los del dengue y el chikungunya".
"No es aconsejable el uso de aspirina por el riesgo de sangrado y es fundamental el reposo e hidratación abundante
La especialista, que también fue jefa del Servicio de Infectología, Inmunología y Epidemiología Hospitlaria, detalló que estos síntomas son
  • Fiebre alta (39 grados) que dura de 1 a 7 días, y puede ser continua o intermitente
  • Dolores articulares (sobre todo en las pequeñas articulaciones)
  • Dolores musculares
  • Cefalea
  • Nauseas
  • Vómitos
  • Erupción en la piel (rash)
  • Conjuntivitis
Consecuencias peligrosas
Freuler advirtió que si bien las consecuencias del Zika no suelen ser severos y prácticamente no ocasiona muertes, "si una embarazada contrae el virus el feto puede verse afectado, con posibilidad ocasionar de malformaciones neurológicas (microcefalia), y graves lesiones en los ojos".
La infectóloga destacó la importancia de la prevención, en especial a la hora de hacer frente a la amenaza que significa la presencia del mosquito aedes aegypti, transmisor de la enfermedad. En ese sentido, la especialista comentó que el mosquito "pica durante el día, desde el amanecer hasta el crepúsculo, e inclusive si hay luz artificial".
Remarcó también que al no existir vacuna, "las medidas de prevención son las mismas que se utilizan para el control del dengue", es decir "disminuir y evitar el criadero de mosquitos, eliminando los recipientes que retengan agua; limpiar residuos y controlar los depósitos de agua; utilizar mangas y pantalones largos; Usar repelentes sobre la piel y la ropa si fuera necesario".
"Si una embarazada contrae el virus el feto puede verse afectado, con posibilidad ocasionar de malformaciones neurológicas (microcefalia), y graves lesiones en los ojos
La médica del Hospital Alemán indicó que la infección por este virus, como la gran mayoría de las enfermedades virales, "no tiene tratamiento específico", pero aclaró que sí lo tiene "el de los síntomas tales como fiebre, dolores articulares, cefalea, etc".
"No es aconsejable el uso de aspirina por el riesgo de sangrado y es fundamental el reposo e hidratación abundante. Ante cualquiera de estas señales, es necesario consultar al médico inmediatamente", enfatizó.
El virus zika es causado por la picadura de un mosquito y se cataloga como un arbovirus perteneciente al género flavivirus, que son aquellos que animales invertebrados como zancudos y garrapatas le transmiten al ser humano. El zika es similar al dengue, la fiebre amarilla, el virus del Nilo Occidental y la encefalitis japonesa. Se transmite tras la picadura de un mosquito del género aedes, como el Aedes Aegypti, que causa el dengue.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia