Ayer se postergó la audiencia del juicio por el crimen de Noelia Rodríguez, ocurrido en 2014 en Guachipas. El motivo de la suspensión tiene que ver con una de las vocales integrantes del Tribunal de Juicio, Silvia Rallé, quien se encuentra enferma. Está previsto que la audiencia siga mañana con un día muy especial, ya que se espera que se realice el careo entre José Cayetano Sulca, uno de los testigos clave de la causa, que incluso podría quedar preso por falso testimonio, y el personal policial que actuó en el momento del crimen.
Una larga jornada se esperaba ayer en la Sala III del Tribunal de Juicio, presidida por el juez Pablo Farah, jornada en la que estaba previsto el paso de varios testigos, los alegatos de las partes y, si llegaban con el tiempo, hasta se podía conocer el veredicto del Tribunal. Sin embargo, la audiencia pasó para mañana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora