Los remates de los reproductores Braford y Brangus, en el marco de la Exposición de la Sociedad Rural Argentina en Palermo, confirmaron una tendencia que se viene consolidando desde hace unos años: la genética de las razas llamadas a poblar los campos del norte argentino se paga a precios récord.
Nos enfoquemos en una de las ventas.
El pasado martes se subastaron algunos de los Braford que salieron a pista en Palermo, entre ellos el reservado gran campeón macho, cuyo 50% se vendió a 580 mil pesos, o sea que el valor del toro es de 1,16 millones de pesos, un récord para todas las razas bovinas en el país.
Esta cifra que puede aparecer como obscena a la vista de quien no conoce el "negocio" tiene su explicación. El toro en cuestión, de reconocida calidad genética y con varios e importantes premios en su haber, pasa ahora a ser un "toro padre de raza", esto quiere decir que muchos ganaderos querrán tenerlo como padre de sus vacas Braford.
Dicho esto, hagamos unos simples cálculos a grosso modo.
Una "pajuela" de este toro (la dosis de semen necesaria para inseminar artificialmente a una vaca) cuesta alrededor de 200 pesos.
El toro tiene capacidad para producir unas 10.000 pajuelas al año, esto da 2 millones de pesos al año, lo que deja en claro el porqué del valor del animal.
Hasta aquí queda justificado el precio del toro y vale la pena aclarar que tomamos este ejemplo por ser el más reciente, ya que año a año se rompen récords de precio con reproductores Braford o Brangus, sean estos machos o hembras.
Ahora vamos a ver por qué el negocio es tan interesante.
Las dos razas mencionadas son las de mayor adaptación tanto en el NOA como en el NEA.
En estas regiones la ganadería tiene un potencial de crecimiento que lejos está de tocar su techo, para ello se necesitan animales en cantidad, pero también en calidad.
Aquí es donde el "toro padre de raza", por el cual se pagó un altísimo precio, tiene su rol, ya que contribuirá al crecimiento del rodeo en cantidad y calidad.
Esta importante demanda que tiene el norte del país de bovinos de calidad es la que tracciona los precios de la genética de razas como la Braford y la Brangus que todos los años dan sorpresas con los precios de sus ejemplares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora