La fuerte tormenta que durante una hora se abatió durante la tarde del martes,sobre la ciudad hizo que gran cantidad de agua que corre por las calles San Martín, España y Paraguay desemboquen en las comunidades aborígenes ubicadas al este de Tartagal. "Es la primera lluvia y el agua que viene de la ciudad llegaba con muchísima fuerza por nuestras casitas. Tenemos un poco de temor de lo que vaya a suceder con las próximas tormentas " explicó una mamá aborigen de la comunidad El Crespín ubicada a 4 kilómetros al este de Tartagal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora