La muerte del joven Alejandro Salva de 20 años, ocurrida en Orán como consecuencia de una variedad de dengue, llevó preocupación a las autoridades sanitarias de la provincia que fueron cautelosas, pero anticiparon que se trataría de un caso de "dengue grave".
La gerente del hospital San Vicente de Paul, Liliana Canini, confirmó el fallecimiento en una clínica privada, con diagnóstico de miocarditis (enfermedad cardíaca) y con sospecha de dengue grave, de acuerdo a estudios preliminares que se le habían realizado en los días previos.
El joven ingresó el 28 de marzo a la clínica privada Sagrado Corazón, donde fue asistido y, dada la complejidad del cuadro, falleció el sábado en horas de la tarde.
El director de Epidemiología, doctor Alberto Gentile, y autoridades sanitarias del hospital de Orán solicitaron al centro privado la remisión de la historia clínica del paciente para realizar todas las actuaciones epidemiológicas que correspondan ante lo sucedido.
Gentile explicó que a la víctima oranense, "para determinar la causa final del deceso habrá que mirar la historia clínica y hacer varios estudios específicos. Pero sabemos que la miocarditis está asociada a los casos de dengue grave, como la encefalitis o la hepatitis".
Luego explicó que "estamos en una situación de circulación de tres serotipos del dengue en Salta, que son los de los virus uno, tres y cuatro, en trece localidades donde se han reportados brotes de distintas magnitudes, pero todas de mediana intensidad respecto de la cantidad de población".
"Lo vital es que un enfermo no transcurra la enfermedad sin recibir ninguna clase de atención. Las experiencias trágicas de otros países fueron por brotes desmadrados. Salta puede contener el promedio de 50 casos por día que se atienden".
Los casos graves
Se sabe que en los casos de dengue denominado "graves", pueden devenir en encefalitis, hepatitis y miocarditis, por lo que constituyen los casos más temidos por los especialistas en Epidemiología de todo el mundo, que ya tienen catalogadas todas las formas posibles y las derivaciones del mal.
Hay que señalar también que la palabra "hemorrágico" dejó de usarse a nivel mundial en 2011, para pasar a describirse los casos como "dengue grave".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora