Cómo ya ocurrió en años anteriores, las noticias sobre robos a argentinos en Chile comienzan a circular por diferentes medios. El país transandino es uno de los destinos preferidos por los salteños. Cada año se incrementa el número de turistas que cruzan la frontera y las autoridades de ambos países están preocupadas por el incremento de robos a los visitantes.
Iquique es un lugar bonito y barato para vacacionar, pero además seduce por las ofertas en ropa y tecnología. Datos aportados por Gendarmería Nacional reflejan un masivo éxodo. Cada día, cruzan por el paso de Jama unos 600 vehículos, entre autos particulares y colectivos, lo que representa más de 2.000 personas en tránsito hacia Chile.
El Tribuno se comunicó con la cónsul argentina en Antofagasta, María Sol Durini, para consultarle sobre el tema. La diplomática comentó que los robos a turistas argentinos aumentaron en el último tiempo. Y detalló que durante octubre, noviembre y diciembre de 2016 se tuvieron que gestionar 70 pasaportes provisorios para argentinos que habían sido asaltados y les habían sustraído su documentación. "Que se haya entregado esa cantidad en los meses que no son altos, para nosotros es muchísimo", contó Durini.
Otro dato relevante que aportó fue que, en enero y febrero del año pasado, se entregaron 300 pasaportes provisorios.

"Desprestigio"

Para describir está problemática y la preocupación que genera en el país vecino, el 22 de enero de 2016, el presidente de la Cámara de Comercio de Iquique, Rafael Montes, señaló en una entrevista a un diario de la región que los robos a los turistas "desprestigian" a Iquique. "Estábamos muy contentos al saber que han llegado cientos de turistas nacionales y de los países vecinos; sin embargo, esta alegría nos duró muy poco al enterarnos de los reiterados robos que están sufriendo los turistas", dijo.
María Sol Durini contó a este diario que habló con las autoridades de Chile y organizaciones de turismo y le expresaron que la situación genera aflicción.
"Las autoridades chilenas están tomando nota. Están atentos para que la gente pueda estar tranquila y segura. Lo que yo quiero es que estén en alerta los turistas y que tomen todos los recaudos para no ser distraídos con sus cosas. Acá violencia no hay, lo que hay que estar es atento. Las autoridades protegen al turista", destacó la diplomática. Y continuó: "Las autoridades chilenas están preocupadas y nos lo han manifestado. Nosotros por supuesto también hemos comunicado nuestra preocupación por el incremento de robos. Ellos están alertas y muy preocupados por el tema".

Autos estacionados

La cónsul detalló que la modalidad delictiva más frecuente es el robo a vehículos argentinos cuando están estacionados. "Evidentemente identifican las placas, entonces rompen el cristal y sacan lo que está adentro", expresó Durini. Y agregó: "Generalmente era sin presencia de las personas pero ahora, en los últimos tiempos, la modalidad está un poquito más complicada, porque es con presencia de gente. Les arrancan directamente sus pertenencias y aparentemente podrían estar armados".
La cónsul aclaró que esta es una modalidad nueva y destacó que, pese a los asaltos, todavía no hubo ningún hecho de violencia física en el que haya resultado herida alguna persona que visita ese país.
"A estos robos los detectamos cuando la gente viene al Consulado. Nosotros nos enteramos cuando se quedan sin documentación o dinero. Hay casos en los que no nos enteramos", contó Durini.
Recomendaciones
Desde el Consulado han solicitado a las autoridades policiales en la frontera que entreguen un papel a los turistas para avisarles que resguarden sus pertenencias. Entre las recomendaciones que dio la cónsul, destacó que hay que tener especial cuidado en la playa y en la zona de compras, la Zofri, porque a la salida se producen muchos robos.
"Falta ese sentido de precaución de la gente porque muchas veces deja sus pertenencias a la vista, sabiendo que hay problemas", añadió la funcionaria. Durini hizo especial hincapié en que los turistas no lleven la documentación encima, que la guarden en los hoteles y salgan con copias de los documentos. Además, pidió que los viajeros no tengan toda la plata junta en un bolso.
Si un turista fue asaltado y su documentación fue sustraída se tiene que acercar al Consulado de Argentina en Antofagasta en el horario de atención al público de 9 a 13.30. La dirección es Blanco Encalada 1933 y el teléfono del consulado es 00 (56-55) 2 220441.
"Tienen que venir... eso también es un trastorno para la gente pero por supuesto que el otorgamiento del documento es presencial", finalizó la diplomática.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...