Los trabajadores de los distintos organismos nacionales con sede en Salta, convocados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que dirige Juan Arroyo, manifestaron su profunda preocupación por la continuidad y estabilidad de sus puestos de trabajo tras el cambio de Gobierno nacional.
"Estamos empleados bajo la modalidad de contratos precarios de diversos tipo, todos los cuales caducan el 31 de diciembre de este año, y vemos con alarma que las nuevas autoridades no ratifiquen la continuidad de nuestras tareas en los lugares de trabajo", difundieron a través de un comunicado.
Aclararon que "la precariedad laboral afecta no solo a quienes ingresaron en el último tiempo, sino en muchos casos se remonta a 15 o 20 años. Es una deuda pendiente tras varias gestiones de gobierno".
Por otra parte, repudiaron la estigmatización que sufre el sector, y aseguran que solo se busca legitimar el achicamiento del Estado. Piden el pase a planta permanente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora