Esta mañana agentes sanitarios del hospital San Bernardo detectaron un vapor espeso en una parte subalterna del quirófano central, ubicado en el primer piso del centro sanitario.
Se procedió a evacuar el lugar puntual donde se originó la nubosidad y las zonas aledañas. Unas 20 personas fueron conducidas a la planta baja del edificio.
En ese momento se realizaban intervenciones quirúrgicas que, según informaron desde el hospital, no fueron interrumpidas porque el vapor no invadió las salas de operaciones.
Juan Falla, jefe de Seguridad de la institución, afirmó que se trató de una reacción química por la mezcla accidental entre un desengrasante y un clorado -lavandina-. Agregó que no hubo daños físicos ni pérdidas materiales.
Contrariamente con esa versión, trabajadores del centro sanitario afirmaron en forma extraoficial que hubo una fuga de gas. El relato no fue confirmado por ninguno de los especialistas que intervinieron, entre los que estuvieron bomberos voluntarios, de la Provincia, Defensa Cívil y la Subsecretaría de Prevención y Emergencias de la Municipalidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora