Como parte del programa Red Territorial, impulsado por el Ministerio del Interior, se realizó ayer la Jornada de Articulación Federal con Municipios, que reunió a más de 40 intendentes de toda la provincia.
La mayoría de ellos acudieron a esta charla para poder conocer cuáles son los programas que tiene el Gobierno nacional para acceder a financiamientos. La situación de los municipios de la provincia de Salta es crítica.
Conservar los puestos de trabajo y el cumplimiento con los sueldos pasaron a ser las principales prioridades de los intendentes, dejando de lado la realización de obras públicas. Los intendentes consultados por El Tribuno expresaron que en muchos municipios la posibilidad recaudatoria es mínima y por eso dependen exclusivamente de la coparticipación que les envían el Gobierno provincial y nacional.
En muchos casos, "la mayor parte del dinero enviado por coparticipación es utilizado para sueldos", expresaron los intendentes. Según el testimonio de los administradores municipales, los fondos coparticipables que reciben desde la Nación se redujeron hasta un 50 por ciento. Los intendentes aseguran que este ahogo financiero que están atravesando permanecerá hasta junio.
Aída Ayala, secretaria de Asuntos Municipales, explicó que hay programas que son específicos del Ministerio del Interior como Mi Pueblo, que otorga subsidios para los municipios, aunque no son de un monto elevado. También tienen en funcionamiento un programa que denominado Atención Ciudadana, que ayuda a la modernización y equipamiento de los municipios.
Seis intendentes
Sergio Villanueva, intendente de Tolar Grande, explicó que desde el municipio no están exentos a la situación del país y de la provincia. "Estamos económicamente bien, con los sueldos al día. Lo que sí, no estamos haciendo obras por una cuestión económica", contó el funcionario. Y agregó: "Nosotros estamos recibiendo los fondos de Nación y la Provincia como corresponde, y lo importante para nosotros es pagar los sueldos, pero en otras cuestiones estamos un poco quietos y esperanzados".
Ignacio Jarsún, intendente en Rosario de Lerma, también hizo un balance. "La coparticipación nacional bajó. En estos tres meses de gestión recibí dos millones menos de pesos de lo que nos correspondía. Es mucha plata para nosotros", expresó. Jarsún manifestó que piensa que la situación va a mejorar, aunque el municipio tiene muchas deudas pendientes de la gestión anterior. "La Provincia nos ayudó cuando no teníamos para pagar los sueldos. Por ahora sé que dos meses voy a poder cumplir con los sueldos, a partir de ahí, si la situación sigue igual, ya no podría afrontar los sueldos a partir de julio", adelantó Jarsún.
Para Mario Cuenca, intendente de Campo Santo, la coparticipación es un tema preocupante.
"Le hemos pedido al Gobierno la devolución del 1,5% que había quedado pendiente, cuando en los 90 le habían sacado un 3% a los municipios", expresó el mandatario. Y agregó: "El gobierno de Urtubey nos devolvió el 1,5% y ahora que nos dé lo que falta".
Cuenca contó que están con los sueldos al día, pero cada vez más preocupado "porque los sueldos se van comiendo la coparticipación cada vez más".
Para Carlos López, intendente El Jardín, la coparticipación que envía el Gobierno de la Provincia le bajó un 30%. "Está compleja la situación, en el municipio estamos pasando una situación muy difícil. Tenemos que esperar la coparticipación para recién pagar los sueldos", manifestó.
El intendente de El Tala, Andrés Mellado, también describió a la situación actual del país como "muy complicada" porque los sueldos se están pagando con la coparticipación.
"Nosotros somos un municipio chico, estamos pasando por una situación bastante complicada. Si nos ponemos a hacer un porcentaje, estamos trabajando con un 50% de la coparticipación", agregó el intendente. Y señaló: "El tema de la inflación impacta directamente a los municipios".
Mario Aramayo, intendente de La Viña, contó que ningún municipio puede estar ajeno a la realidad. "Estamos bastante complicados económicamente, yo creo que las medidas que se han tomado a nivel nacional nos afectaron", dijo el jefe municipal. Y agregó: "Están llegando menos recursos. La situación de La Viña es la misma que a la de cualquier municipio chico, tenemos una recaudación mínima".

El mensaje de Sáenz

"Entendimos que, con el nuevo Gobierno, cambió la forma de llegar a los funcionarios nacionales y su atención. Antes se presentaban proyectos en Buenos Aires y se volvía con las manos vacías". Con esta frase, el intendente Gustavo Sáenz clausuró el encuentro que se realizó ayer con la presencia de gran cantidad de intendentes de la provincia y funcionarios de la Secretaría de Asuntos Municipales.
El jefe comunal también hizo alusión a las necesidades que afectan tanto a la capital como a las demás comunas de la provincia, a las que calificó como inadmisibles y que deben solucionarse en un futuro. Falta de redes de cloacas y suministro de agua potable, fueron algunas de las que subrayó.
"Tenemos necesidades e inconvenientes, pero tenemos proyectos y esperanza en la conducción del Estado nacional, que tiene una mirada federal y que no va a pregonar el federalismo sino que lo va a practicar", enfatizó el intendente, quien esta semana mantuvo varias reuniones en Buenos Aires.

intendentes.jpg
intendentes1.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora