El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva deberá enfrentar en 2017 -según el proyecto del Presupuesto que presentó el oficialismo- una reducción en las partidas asignadas: la cartera que dirige Lino Barañao recibiría el año que viene 800 millones contra los 1.200 millones de 2016. El ministro confirmó que se enfrentarán a un recorte que oscilará entre el o,12% y el 0,18% del presupuesto nacional.
"Los números son elocuentes, hay claramente una diferencia significativa. Históricamente, los primeros presupuestos se hacen sobre un escenario pesimista. Y después, con el correr del año fiscal, se va corrigiendo. Siempre tuvimos ese problema. Nunca nos han dado un cheque en blanco de entrada, siempre tuvimos que pelear cada incremento presupuestario sobre la base de objetivos claros", dijo Barañao a Perfil, consultado por las críticas al Presupuesto 2017 que lanzaron en dos recientes documentos distintos miembros de la comunidad científica argentina. Uno de ellos fue emitido por el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.
Por otro lado, en un reportaje que transmitió el programa El Arcón de Radio El Mundo, el ministro explicó: "Si uno ve los números del Presupuesto 2017, hay motivos para preocuparse. Estamos preocupados, pero no angustiados. No es una situación inusual. Esto siempre ha ocurrido".
Además, dijo: "Hubo presupuestos que no se ajustaban en términos de inflación. Y es básicamente lo que está ocurriendo ahora".
"Tengo el respaldo del Presidente para llevar prolijidad al área. Lo lógico sería que se cumpla a rajatabla el presupuesto del Congreso, pero en la práctica hay oscilaciones importantes", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora