Madres y padres de los alumnos del Jardín Maternal denominado hoy "Santa Rosa", pero que por muchos años se denominó Corazón de Tiza (siendo este su nombre más popular), comenzaron a recolectar firmas en la jornada de ayer, solicitando a la comunidad el apoyo para evitar que el jardín cierre sus puertas en forma definitiva a fin de año. La preocupación no cuenta con una base sólida, es decir no existe ninguna comunicación oficial al respecto, pero se escucharon fuertes rumores sobre la posibilidad que desde el Ministerio de Educación estén programando su cierre. "No solo se trata de rumores, lo sabemos de fuentes que para nosotros tienen mucho valor. Oficialmente nadie nos dice nada. Aún no hay fecha de inscripciones para el año que viene, cuando en las otras instituciones similares ya hace dos semanas que están inscribiendo, sabemos que si no inscriben hasta fines de este mes, ya no lo podrán hacer en octubre y esa sería la confirmación del cierre del jardín", explicaron las mamás Laura Gonza e Ivana Siclera.
Para los padres no se trata de un problema de cambio de escuela de sus hijos, especialmente los deben ingresar a una sala de 4 años el año que viene: "tenemos varias razones para solicitar la continuidad del jardín, primero porque algunas personas van a quedar sin trabajo si esto se cierra, segundo porque nuestros hijos al igual que nosotros estamos muy acostumbrados al buen trato de las docentes y personal de maestranza y por último porque ya no podremos encontrar asientos en otras escuelas, además este jardín es muy necesario, también pensamos en otros niños que tendrán la posibilidad de aprender aquí".
El jardín Corazón de Tiza comenzó como parte de una Fundación que luego fue absorbida por el Ministerio de Educación cuando compró el inmueble que la fundación alquilaba. Así pasó a ser una institución pública. En la actualidad cuenta con 180 alumnos en dos turnos que asisten a tres salas de 4 años y una de 3, cuenta con una planta de personal de 9 trabajadores entre docentes y personal de limpieza por turno. Además de juntar las firmas, los padres se van a entrevistar con la intendente Alejandra Fernández el próximo martes a las hs 19, para plantearle esta situación y solicitarle su gestión para una reunión con el Ministerio de Educación, "dejamos en un negocio cercano al jardincito un listado de inscripciones, no es algo formal solo para demostrar lo necesario que es para la comunidad y la demanda que tiene, que supera ampliamente su capacidad", expresaron las mamás. Una de las razones por las cuales el Ministerio tendría pensado cerrar el jardín, sería por su estado edilicio. Se cree que para el gobierno sería más fácil su cierre que invertir en refacciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora