Apple consiguió con el iPhone 7 acumular en un espacio minúsculo los avances más esperados para el popular teléfono inteligente: cámaras con capacidades profesionales, más tiempo de batería y, finalmente, resistencia al agua.
El iPhone 7 se venderá a partir de mañana al mismo precio que el 6s (649 dólares en Estados Unidos) y contará con un programa de fidelización de consumidores, para evitar los problemas con la falta de interés de los dueños de un iPhone por las nuevas versiones del mismo producto.
En esta ocasión, el consejero delegado de Apple, Tim Cook, llegó con la confianza que da poder presumir de haber vendido desde el nacimiento de este aparato electrónico en 2007 más de mil millones de unidades en todo el mundo, lo que convierte al iPhone en el objeto de consumo más vendido de la historia.
"Un fenómeno cultural" presente en todo el mundo, según apuntó Cook ante la audiencia congregada en el Auditorio Bill Graham de San Francisco.
arte 2.jpg
No obstante, las ventas de este teléfono inteligente comenzaron a caer esta primavera, acusando la intensa competencia y la falta de novedades revolucionarias, mientras que los datos muestran que los fieles a la marca de Cupertino esperan cada vez más para reemplazar su modelo.
El iPhone 7 es por fin resistente al agua, algo que ya incluyen gran parte de sus competidores, y podrá ser sumergido en un metro de agua durante, al menos, 30 minutos.
Además, se desprende de la entrada de audio tradicional y utilizará exclusivamente el puerto de carga y datos presentado con el iPhone 5 en 2012, para simplificar al máximo el nuevo armazón de aluminio, similar al perfil del iPhone 6.
Para calmar los ánimos de los más recelosos, Apple incorporará un adaptador gratis para aquellos que quieran seguir utilizando sus tradicionales auriculares.
El jefe de diseño de Apple, Jonathan Ive, justificó la "valiente" decisión por el hecho de que la entrada de datos del iPhone, que aseguró que ya usan más de 900 millones de dispositivos en todo el mundo, permite una conexión más completa de dispositivos de audio. El iPhone 7 incorporará el sistema operativo iOS 10, que según Cook, es la mayor actualización jamás acometida por Apple, por el número de novedades que incluye, como mejor asistencia por voz o integración con automatización para el hogar.
En el corazón del iPhone 7 trabaja un procesador bautizado como A10, con 120 veces más poder de procesamiento que el primer iPhone, más eficiente energéticamente y una aceleración de gráficos que permitirá juegos cada vez más complejos y más tiempo de batería de media. Ive centró gran parte de la presentación en el Auditorio Bill Graham de San Francisco en las mejoras incorporadas a las cámaras del iPhone 7, que en su versión Plus incluye dos tipos de lente (gran angular y teleobjetivo) para poder realizar por primera vez zoom óptico y emular la calidad de cámaras profesionales.
Embed

Mayores prestaciones
El iPhone 7 básico ofrece una cámara de 12 megapíxeles, a la que se suma un nuevo software de procesamiento de imagen y video, funciones de estabilización y una pantalla Retina que mejora el brillo y la resolución. Cook presumió de la capacidad de Apple de llevar el diseño industrial un poco más allá con cada presentación y mostró la manera única de cómo se ensambló este iPhone, que por su armazón de aluminio tiene menos piezas en contacto.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia