Una veintena de detenidos que están alojados en la comisaría 21 de Pichanal viven en condiciones deplorables y comenzaron a sentir las consecuencias de ese estado con serias infecciones cutáneas y otros problemas de salud. Así lo denunció la abogada Soledad Rallé, defensora de dos de los internos, quien reclamó soluciones urgentes al Servicio Penitenciario y a la Justicia.
"Dos de mis defendidos están teniendo grandes forúnculos, uno de ellos en una pierna y se le está extendiendo al cuerpo, y otro en un ojo, y todo es consecuencia de la falta de condiciones y espacio para la cantidad de detenidos que están en el único calabozo que hay en la comisaría de Pichanal", dijo.
La letrada se enfocó en la falta de sanitarios y en las pocas veces que los internos son llevados a los baños.
"Les permiten ir una o dos veces al día, tal vez por la falta de personal o no sé por qué motivo; el resto del tiempo terminan haciendo sus necesidades dentro del calabozo, en bolsitas -describió-. Y en la celda están completamente hacinados, es una habitación chica en la que están conviviendo veinte perdonas, lo que es inhumano".
La abogada dijo que como consecuencia de las malas condiciones en las que viven en la comisaría "uno de mis defendidos ya se desmayó dos veces en los últimos días".
Al detenido con problemas en la piel, un médico que lo revisó le diagnosticó es "dermatitis infecciosa, una lesión que está relacionada con la falta de higiene en lugar donde está alojado", añadió la defensor.
Cerca de familiares
Los detenidos de Pichanal reclaman una solución a la falta de espacio.
"Hubo una propuesta para trasladar a algunos de ellos a la cárcel de Orán, pero la mayoría no quiere irse porque prefieren estar cerca de sus familias aquí en Pichanal", explicó Rallé.
Según la letrada, los detenidos aducen que su traslado a la ciudad, ubicada a 25 kilómetros, les generará un gasto extra que no pueden afrontar.
"Entiendo que ellos no se quieran irse de la comisaría 21, pero tampoco pueden estar viviendo en esas condiciones. Los abogados defensores estamos atados de manos. Es necesario que alguna autoridad venga, vea lo que esta sucediendo y de una solución lo antes posible", sostuvo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora