La próxima temporada estival, caracterizada por las lluvias, tendría menos caudal de aguas que la última primavera-verano 2015/16. Ello, sumado a ciertas obras en el Chaco salteño, según remarcaron funcionarios provinciales de distintas áreas, hacen prever una temporada menos complicada que la pasada.
El pronóstico fue aportado por especialistas en meteorología de la Secretaría de Recursos Hídricos, quienes expusieron ayer en la reunión del Comité Permanente de Emergencias celebrada en las oficinas de la Subsecretaría de Defensa Civil. "Para el NOA hay un 40% de posibilidades que para el último trimestre de este año haya precipitaciones normales", dijeron y agregaron que en la última temporada estival se superó esa media a niveles tan elevados que su antecedente más cercano data del verano de 1997.

Efecto Niño/a

Lo que se analiza para hacer dicho pronóstico es un fenómeno climático de carácter global que se conoce como el "efecto de El Niño". Implica que los niveles de agua acumulada en las capas bajas de la tierra, es decir en la corteza, se encuentren por encima de los parámetros normales calculados según la conjunción de corrientes de viento y otros factores de influencia con comportamientos estables. El parámetro normal es considerado con el número cero, el efecto de El Niño comienza cuando el pronóstico se posiciona por encima de ese valor. Si acaso se está por debajo, se lo considera como efecto de La Niña.
"Para el verano que se viene vamos a estar en neutralidad con tendencia hacia el efecto de La Niña, es decir, por debajo de las lluvias que se calculan a partir del fenómeno climático global", especificó uno de los asesores de Alfredo Fuertes, secretario de Recursos Hídricos de la Provincia.
De todos modos, se advirtió que son pronósticos que pueden no ser exactos y que habrá que estar atentos ante eventuales crecidas de ríos. Lo llamativo fue que hicieron especial hincapié en el río Calchaquí, en el oeste, como uno de los lugares adonde los pronósticos indican que podrían darse grandes inyecciones de agua. En menor medida, también resaltaron al Pilcomayo y el Bermejo, los cuales son de mayor envergadura que el anteriormente citado y que ya han causado fuertes inundaciones.

Trabajo articulado

La operatividad del Comité Permanente de Emergencias comprende el trabajo mancomunado de diversos actores sociales, tales como la Gendarmería, el Ejército, el Samec, Vialidad y las empresas que abastecen los servicios básicos (Aguas del Norte, Edesa y Gasnor). El ministro de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario, Luis Gómez Almarás, comentó que se han creado Juntas Municipales de Defensa Civil en las sesenta comunas de la provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora