Para Alejandro Tullio, "las medidas para mejorar la confección de telegramas permitirán que sea mucho más fluido el trabajo en la mesa", y remarcó que concretamente en la provincia de Buenos Aires "se tomaron medidas de carácter logístico que van a permitir comenzar a tener datos antes".
Tullio destacó que unos 96 mil efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad serán los encargados de custodiar los 13.500 locales de votación en todo el país, que también acompañarán a los móviles del correo encargados de trasladar las urnas a los centros de depósito de la justicia electoral.
Entre las nuevas medidas de seguridad adoptadas por la Cámara Nacional Electoral, Tullio también remarcó la participación de los fiscales de todos los partidos políticos que compiten "en el procedimiento más delicado que es la conversión de un documento de papel en un documento electrónico, para verificar que no haya maniobras indebidas".
"Desde la escuela hasta estos centros, los telegramas serán trasladados en sobres inviolables, identificados, que se rompen si se pretende abrirlos", según explicó y destacó también que "las rutas troncales que harán los camiones del correo tendrán un seguimiento por GPS, con los cuales se podrá comparar el plan de ruta original con el efectivamente realizado".
Sobre las boletas, el funcionario dijo que en "los lugares donde sobren aulas, se establecerá un cuarto oscuro de contingencia extra, con todas las boletas" y "donde no sea posible, habrá boletas de contingencia que deben ser provistas por los partidos políticos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora