*

Aproximadamente 4.000 chicos participaron de las actividades que estuvieron enfocadas en la prevención de las adicciones. El dato surge del balance anual que hizo ayer la Dirección de Inclusión y Militancia Social.
Para la realización de las tareas, la ciudad fue dividida en cuatro zonas y los trabajos abarcaron 47 barrios.
"Con los recursos del municipio y el apoyo de distintas instituciones tuvimos una llegada directa a los jóvenes con problemas de adicción y a sus familias, que son las que más sufren", expresó Adolfo Rosas, director de Inclusión y Militancia Social.
En este sentido, el funcionario destacó el trabajo en conjunto realizado por el área con los clubes deportivos otras organizaciones.
"Cada barrio lleva su tiempo para estudiarlo y conformar un andamiaje que nos permita integrar a los chicos a nuestro dispositivo", agregó Rosas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...