El fiscal Penal 3, Rodrigo Miralpeix, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, solicitó prisión preventiva para Pedro Armando Flores, el hombre que el 10 de este mes intentó matar a su expareja, Emilia Sandra Gerez. La solicitud efectuada al Juzgado de Garantías interviniente se fundamentó en el peligro de fuga que existe sobre el imputado, entre otros motivos.
Se trata de un típico hecho donde un hombre ataca a su expareja por motivos de celos. El mismo imputado se encargó de expresar en su declaración indagatoria que fueron los celos los que produjeron la ira contra su "ex". El feroz ataque ocurrió en el barrio Vicente Solá, calle Juramento al 2.300, mientras la mujer regresaba de la escuela junto a su hijo de 11 años. La víctima quedó herida de muerte y milagrosamente pudo salir adelante tras permanecer varios días en la Unidad de Terapia Intensiva del San Bernardo.
El lunes pasado fue el menor, hijo de ambos, quien declaró en cámara Gesell y ratificó absolutamente todo lo sucedido, empeorando la situación procesal de Flores. El relato del niño es quizás la prueba más contundente que surja en la investigación donde Flores está acusado por "tentativa de homicidio doblemente agravado en perjuicio de su pareja", a quien apuñaló en la vía pública y frente a su hijo.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora