Alejandro Abraham, diputado nacional por el Frente Para la Victoria (FPV) por Mendoza, dialogó con El Tribuno sobre el ingreso de un proyecto de ley que establece medidas para garantizar que el precio del metro cúbico en surtidor mantenga su brecha con las naftas a la Comisión de Energía y Combustibles.
"Yo había presentado la iniciativa, pero con este fallo de la Corte Suprema, que frena el tarifazo para los domiciliarios y no toca a los estacioneros, me pareció prudente establecer un orden de importancia", dijo el mendocino.
"Primero vamos a tratar de frenar el tarifazo, pero a todos, y luego vamos a buscar tratar el proyecto que impone una brecha entre los combustibles líquidos y del GNC", aclaró.
Su proyecto no solo establece una diferencia sino también brinda herramientas para luchar contra la carterización e impone un valor de referencia.
La iniciativa propone retrotraer el valor de boca de pozo destinado a GNC al mes de marzo de 2015 autorizándose un incremento a partir de dicho mes que no puede superar en ningún caso el 100% del valor a la fecha de su promulgación.
El proyecto busca que los aumentos sean equivalentes a los combustibles líquidos, para que no se vaya acortando la brecha, si no se pierde competitividad y no se amortizan los equipos.
También ordena que la autoridad de aplicación establezca un rango de valores de referencia para la comercialización del GNC en todo el país.
Tal como venían reclamando las estaciones de servicio, el proyecto excluye al combustible de la aplicación de los impuestos ICLGN (ex ITC) y la Tasa Hídrica. También aclara la necesidad de mantener por separado la facturación del gas en boca de pozo del transporte y distribución.
Y como estímulo adicional solicita al Ejecutivo incluir la venta de equipos nuevos de conversión a GNC en el programa Ahora 12 o en cualquier otro que ofrezca financiación o pago en cuotas.
Además, solicita la unificación del sistema de contratación para la compra de GNC para asegurar la provisión del producto en cantidad suficiente y garantizar así la libre competencia en el mercado.
Contra el sistema
"Yo les tengo que pedir a todos que nos unamos en esta lucha porque aquí peligra todo el sistema nacional del GNC. Taxistas, remiseros, estacioneros y talleristas deben exigirles a sus legisladores nacionales que al menos hagan ruido porque, si no, acá se funden todos", alertó Alejandro Abraham.
El diputado dijo que hay más de 150 mil trabajadores en peligro ante el colapso del sistema en todo el país.
"Es preocupante porque yo creo que (el ministro Juan José) Aranguren quiere terminar definitivamente con el sistema del GNC porque simplemente es del palo de los combustibles líquidos. Ante eso mucha gente puede perder su trabajo porque muchos negocios ya comenzaron a cerrar", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora