Tres jóvenes fueron condenados a la pena de prisión perpetua al ser hallados culpables del crimen de Yanela Medina, una niña de 11 años que fue violada, empalada y arrojada en una bolsa de basura a un arroyo en la localidad bonaerense de Berazategui en 2013.
El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Quilmes hizo lugar al pedido de la fiscal María de los Angeles Attarián Mena y condenó a la pena máxima del Código Penal a los hermanos Leandro y Augusto Gracetti y a un amigo de ellos, Gianfranco Velázquez, todos de 21 años.
Los tres fueron condenados por el delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas en concurso real con homicidio criminis causa", es decir que asesinaron a la niña para ocultar la violación y así lograr la impunidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 8 meses

Muy bien, lástima que la cadena perpetua no sea realmente perpetua y a trabajos forzados.


Se está leyendo ahora