Alejandro Aguilera, Carlos Aguilera y Emiliano Herrera fueron condenados a prisión perpetua por el asesinato de Franco Alberto Torres, ocurrido el año pasado en una esquina de Finca Independencia.
El viernes último, y luego de ocho audiencias de debate en la que se escucharon diversos testimonios, la jueza Paola Marocco decidió condenar a los tres imputados al hallarlos culpables del delito de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y portación ilegítima de arma de fuego.
La magistrada dispuso el traslado de los tres condenados a la cárcel de villa Las Rosas.
Mortal ataque
El ataque a Franco Torres, quien tenía 24 años, ocurrió el sábado 22 de agosto del año pasado (mañana se cumplirá un año).
Esa noche Torres circulaba como acompañante en una moto que conducía un amigo. Al llegar a la esquina de las calles Carlos Xamena y Leandro Alem fueron interceptados por los tres muchachos que estaban bebiendo en la vereda de una casa abandonada que hay en ese lugar.
Los tres imputados agredieron a Torres con dos cuchillos, con los que le provocaron diversas lesiones en el cuerpo y con un revólver calibre 32 largo le dieron culatazos en la cabeza.
En medio de forcejeos, Torres intentó huir y nuevamente recibió golpes muy fuertes hasta que su amigo logró rescatarlo y llevarlo a la comisaría 10ª, la más próxima al lugar donde se produjo la agresión en ese barrio de la zona sudeste de la capital.
Luego de recibir las primeras atenciones, Torres fue trasladado en una ambulancia del Samec al hospital San Bernardo. Estaba grave por las profundas heridas que tenía en la espalda y en el tórax.
Varios testigos identificaron a los tres muchachos y horas más tarde la Policía logró detener a uno de ellos, de 26 años. Al momento de ser interceptado llevaba un bolso del cual los efectivos extrajeron dos cuchillos, uno con manchas de sangre, y un revólver calibre 32 que no tenía municiones. Más adelante, la investigación demostró que eran las armas utilizadas contra Torres.
El miércoles 26 la Policía demoró a otro de los agresores y días después detuvo al tercero.
Mientras tanto, en el hospital San Bernardo, Franco Torres no mostraba mejoría a pesar de las intervenciones quirúrgicas y el tratamiento médico. El jueves 27, finalmente, falleció.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 3 meses

Ojalá a estos mal tipos les pase lo mismo en la Cárcel, que sea suicidio o lo que sea, pero la tienen que pagar como corresponde, que sea JUSTICIA VERDADERA, nó la de los Jueces Empleados que tenemos, que no sirven para nada y, además TENEMOS QUE MANTENER CON LOS SUELDOS QUE LES PAGAMOS, MANTENIDOS DE MIERDA, VIVEN DE NUESTROS IMPUESTOS Y NO HACEN NAADAAAAAA!!!!!!!!!!, Vagos de mierda!!!!!!


Se está leyendo ahora