El pasado 22 de junio el exministro de Planificación Federal Julio De Vido fue procesado y embargado en $500 millones, por irregularidades en la renegociación de contratos ferroviarios.
En esa causa, que dirige el juez Sebastián Ramos, está acusado de incumplimiento de deberes y negociaciones incompatibles con la función pública, junto a Ricardo Jaime, exsecretario de Transporte de la Nación, preso desde abril.
El 12 de julio último, la Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento de Julio De Vido por la tragedia ferroviaria de Once (Buenos Aires). En ese expediente, a cargo del juez Claudio Bonadío, enfrenta un embargo de $600 millones y acusaciones de estrago culposo y administración fraudulenta.
El 14 de julio, el juez Julián Ercolini lo procesó y le dictó un embargo de $100 millones por la compra de material ferroviario en desuso a España y Portugal. En esa causa está imputado, junto con Jaime, por cohecho (coimas) y administración fraudulenta.
Tren de Gemes
La dupla que utiliza el servicio interurbano que opera entre las ciudades de Salta y General Gemes es una de las 298 unidades ferroviarias que De Vido y Jaime negociaron entre 2005 y 2007 con empresas de la península Ibérica por 100 millones de euros ($1.660 millones al cambio actual).
La mayoría de las formaciones adquiridas en el marco del llamado "Plan Nacional de Reorganización, Recuperación del Ferrocarril Nacional" se encuentran abandonadas en estaciones de La Plata, Chascomús, Retiro, Remedios de Escalada y otras ciudades del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

Pregunto: no se podrá configurar las computadoras, o "configurar" a los escribientes, para que puedan redactar correctamente el apellido "Güemes" y no "Gemes", como aparece frecuentemente ?.

Se está leyendo ahora