*

Procesan por corrupción al intendente de Morillo
El juzgado de Instrucción Formal de Primera Nominación de Tartagal procesó ayer al actual intendente del municipio deRivadavia Banda Norte(Morillo), por el delito de peculado, tras una denuncia de 2011 presentada por la exintendenta Marcela Carabajal, según documentación a la que tuvo accesoEl Tribuno.
El juzgado dictó ayer el procesamiento "por considerárselo presunto autor responsable del delito de peculado, previsto y reprimido por el artículo 261 del Código Penal". El peculado es lisa y llanamente un hecho de corrupción, un robo a la plata del pueblo, que técnicamente se define como malversación de fondos. Significa hurtar bienes del Estado o del tesoro público, pero con el agravante de que se trata de un delito cometido por un funcionario público.
El juez de Tartagal, Nelson Aramayo, dispuso ayer que el intendente "continúe en libertad provisoria" y además ordenó trabar "un embargo en sus bienes hasta cubrir la suma de $50.000 para cubrir los gastos del juicio".
El Tribunointentó comunicarse con la exintendenta de la localidad, Marcela Carabajal, pero hasta el cierre de esta edición había sido imposible contactarla. En diciembre de 2011, Carabajal denunció a Gerala por la desaparición de más de $1.260.000 de la Municipalidad.
En su defensa, los primeros meses de 2012, Gerala había manifestado a medios de comunicación: "Esta denuncia es por una cuestión política de trasfondo. Carabajal no tiene capacidad de gestión y detrás de todo esto está el diputado Ramón Villa (diputado provincial del FpV, del departamento Rivadavia)... No sé en qué cabeza cabe que me llevé $1.000.000. Perdí las elecciones solo por 28 votos y de pronto me convertí en el peor hombre del planeta", dijo entonces Atta Gerala, que ganó en 2015 la elección por 30 votos que le permitió, a partir del 10 de diciembre pasado, asumir su quinta gestión como intendente de Morillo.
Villa, por su parte y consultado porEl Tribuno, arremetió: "Cinco años después vemos que la operación política la hacía Gerala para tratar de desvincularse de lo que se lo acusa y por eso intentó manchar mi nombre. Con las pruebas que tenían lo tendrían que haber procesado al día siguiente. La denuncia surge de la rendición que hace su propia gente en el traspaso del municipio, donde su contador y su ministro de Gobierno declaran ante escribano público que existe un faltante del dinero, que según ellos estaba en poder de Gerala. Por ese motivo, la exintendenta Carabajal estuvo obligada a hacer la denuncia cuando asumió el cargo".
"Voy a pedir en Diputados la intervención del municipio. Me parece que las pruebas son contundentes. Además tenemos un conductor como Juan Manuel Urtubey, que no creo que vea con buenos ojos que alguien procesado por delitos tan serios pueda ser intendente", adelantó Villa.

Antecedentes

En 2011, el dirigente aborigen de Santa Victoria Este, denunció que un camión de Gerala sacaba madera ilegal de los lotes fiscales 14 y 55. El diputado Villa informó que esa causa sigue sin resolución en la Justicia.
Pero las denuncias más notorias contra el exintendente Gerala salieron de la propia Auditoría General de la Provincia, que en septiembre de 2011 constató insólitas dificultades para auditar la gestión del entonces saliente intendente.
Según se supo, mientras los auditores esperaban la documentación solicitada a Gerala y sus funcionarios, alguien robó de la Municipalidad, precisamente, la documentación requerida. Como si fuera poco, cuando los auditores fueron a hacer la denuncia a la comisaría se cortó la luz en todo el pueblo y los auditores tuvieron que exigir a los policías que tomen la declaración de puño y letra. Todo eso surge de la denuncia de la propia Auditoría.
"Nos entrevistamos con el intendente y el asesor contable, según lo pactado. Ahí nos ponen en conocimiento de la radicación de una denuncia el día anterior por el robo en las dependencias de la municipalidad, en las áreas de archivo. En dicho ilícito se sustrajo la documentación requerida por esta auditoría. Cabe destacar que en las reuniones anteriores, el municipio omitió informar esta situación", señalaron los auditores en ese entonces. "Pese a la denuncia de robo, no se violentó ningún armario ni puerta, ni nada por el estilo", agregaron los auditores.
Ya en 2009, el Programa de Acción Anual de Auditoría y Control advertía: "El manejo y aplicación de los fondos municipales se concreta únicamente en dinero efectivo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...