Lentamente se busca imponer uno de los préstamos que si llega a tener demanda masiva, constituiría un boom.
Ahora el nuevo Procrear se podrá pedir en todos los bancos.
Los montos serán más bajos y se ajustarán por la unidad de vivienda (UVI). Están subsidiado por el Gobierno y será entregado en septiembre. El préstamo dependerá de la capacidad crediticia del solicitante.
De acuerdo al optimismo del Gobierno con el descenso de la inflación, los bancos ya se anticipan a lo que podría ser un éxito de demanda, sobre todo, una vez que comiencen a desacelerarse los precios y la gente se anime a endeudarse.
Es por eso que en el Procrear, podrán participar todos los bancos. Ese es el reciclamiento que tiene el Procrear, antes había diferencias.
En el Procrear pasado, las familias accedían por sorteo a un crédito (el monto promedio era de $353.679), a una tasa fija del orden del 7,5% anual. El costo del crédito era financiado íntegramente por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses ), y el Banco Hipotecario era responsable de la gestión de los préstamos.

Otro esquema

Ahora, en el Gobierno están desarrollando un esquema diferente. La idea es que todos los bancos den préstamos con UVI y que, en el caso de deudores de ingresos medios y bajos, el Estado complemente el crédito con un subsidio directo en efectivo.
"El Procrear va a ser el complemento de un crédito. La idea es que las familias tengan algo de ahorro, algo que les presta el banco, y algo que les subsidia el Tesoro nacional", explicaron fuentes de la Anses que pidieron no ser identificadas.
En el plan anterior, el Estado también subsidiaba a las familias, pero el aporte quedaba implícito en la tasa de interés.
Al prestar a una tasa fija del 7,5% anual en pesos cuando la inflación en ningún año bajaba del 25% anual, el Procrear representaba de igual modo un gasto real para el Estado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora