Los sicarios condenados por el triple crimen de la efedrina, Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, habrían sido asistidos por una mujer en la villa Ciudad Oculta, ubicada en el barrio porteño de Villa Lugano. Los agentes policiales, federales y bonaerenses, llegaron hasta una vivienda donde había paco preparado para la venta, al menos 100 dosis de cocaína y una gran suma de dinero en efectivo. El allanamiento fue ordenado en el marco de la investigación por la fuga de los tres delincuentes, que recientemente lograron huir de la Unidad 30 del Servicio Penitenciario Bonaerense, en General Alvear.
Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, la mujer que vive en esa casa fue detenida. Los investigadores tienen el dato de que ayudó a los prófugos y, ahora, será interrogada para saber qué vínculo tiene con ellos, y si efectivamente colaboró con el escape.
Por el momento, no se sabe su nombre, pero sí hay un dato clave: el marido de la mujer pertenece al mundo del hampa y está preso en el penal de máxima seguridad de Ezeiza. Por el momento, no se sabe su nombre, pero sí hay un dato clave: el marido de la mujer pertenece al mundo del hampa y está preso en el penal de máxima seguridad de Ezeiza.
El procedimiento lo realizaron agentes de la Policía Metropolitana por pedido del fiscal de Azul, Cristian Citterio. Ahora, los operativos se centran en rodear el círculo íntimo de los tres sicarios condenados por un crimen que cometieron en 2007 para poder sostener un negocio personal de tráfico de efedrina.
La Bonaerense, la Federal, Inteligencia, Gendarmería y Policía Aeroportuaria se despliegan con un objetivo reiterado: la localidad bonaerense de Quilmes. Este lunes, allanaron durante más de 4 horas la casa de María, la hermana de los Lanatta, para dar con pistas que permitan determinar posibles complicidades y, sobre todo, con el paradero de los fugados. Tras el operativo, los efectivos se llevaron una computadora y varios celulares para peritar en busca de nuevos indicios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...