*

Prohibición de coquear
¿Qué habrá ocurrido con los nueve choferes que fueron multados e inhabilitados por manejar "drogados"? ¿También habrán sido sancionados por la empresa? Recordemos que el hecho se produjo hace dos semanas en Bahía Blanca, donde los jueces municipales que actuaron demostraron un claro desconocimiento de nuestra legislación que autoriza el ancestral hábito del "coqueo".
En nuestras notas siempre recordamos la importancia de los "reglamentos de empresa" como instrumentos para establecer claramente las reglas de juego. Ahora bien, ¿sería lícito que una empresa incorporara a su reglamento interno una norma prohibiendo el consumo o tenencia de hojas de coca?
En nuestros tribunales tuvimos un caso. La minera La Alumbrera Limited en una resolución de "política MAA" (Minera Alumbrera), referida a "alcohol y drogas", prohibió "la posesión o uso de drogas o cualquier sustancia declarada ilícita por la autoridad correspondiente, hojas de coca, o alcohol en todas las instalaciones de MAA". Como se advierte, ponía en paridad de condiciones a las drogas ilícitas con las hojas de coca.
Un técnico oriundo de Salta, con diez años de antigüedad y un legajo impecable, fue despedido porque al retirarse de la mina (luego de permanecer 21 días en el establecimiento ubicado en la cordillera) se le encontró en su bolso una bolsita con hojas de coca. Demandada en juicio laboral, la empresa fue condenada a pagar las indemnizaciones correspondientes por despido arbitrario. La sentencia no profundizó sobre la legalidad o no del reglamento interno ya que bastaba la evidente desproporción entre la sanción y su causa para considerar que se trataba de un despido injustificado. De todas maneras, debemos señalar que en los reglamentos internos no se pueden establecer requisitos que sean caprichos o irrazonables. Por lo menos deben responder a un criterio de funcionalidad. Es ilógico prohibir el coqueo a trabajadores salteños, jujeños, tucumanos y catamarqueños, cuando trabajan a 4.000 metros de altura.
Ahora bien, algunas empresas de transporte colectivo de pasajeros de Salta habrían establecido la prohibición para que sus choferes coqueen mientras conducen los vehículos. ¿Es válida tal prohibición? No podemos compararla con la prohibición de fumar, porque siendo éste un hábito lícito, causa daños a la salud de los pasajeros. Tampoco podemos cotejarla con la prohibición de tomar mate, porque ello implica una pérdida de control del volante. El coqueo discreto no podría a nuestro criterio ser causal de sanción para un conductor, ni para ningún trabajador. La sanción podría aplicarse cuando el coqueo se practica en forma grosera, que puede resultar repugnante para los pasajeros, pero este caso sería asimilable a quien se metiera los dedos en la nariz o escupiera. La sanción respondería más a la conducta incivilizada que al hecho de consumir hojas de coca.

Consultas: Balcarce 1229 | (0387) 4220503 o 155720505 | neilbuhler@hotmail.com

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...