El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, busca créditos internacionales para reforzar el nivel de reservas del Banco Central -arrasado-, y admitió la posibilidad de ampliar el intercambio de monedas con China. También intenta un acuerdo de precios para contener la inflación.
Sobre la decisión de levantar el cepo y unificar el tipo de cambio, dijo que esperarán el "momento adecuado". "Después vendrán los dólares de la inversión, los comerciales los que están debajo del colchón, que hay un montón, y los de los que compraron a 16", dijo el ministro. Según una versión, un conjunto de empresas del sector agroindustrial comprometió el ingreso de US$10.000 millones hasta febrero. Las 10 principales exportadoras del complejo sojero anticiparán el ingreso de los dólares que necesitan para poder comprar los saldos de la cosecha de soja. Esta liquidación anticipada estará amparada por una letra que cubre el riesgo cambiario a los exportadores.
Se estima que en los silobolsas hay alrededor de 15 millones de toneladas de soja por US$4.000 millones, y otros US$1.500 millones en maíz y trigo.
El grano en silos es el "dólar ahorro" del productor.
El campo se encuentra aliviado porque las elecciones lo sacaron del "lugar del enemigo".
Los productores esperan la eliminación de las retenciones de trigo (23%), maíz (20%) y reducción de 35 a 30% en la de soja, la eliminación de los registros de operaciones de exportación y alguna certeza sobre el cambio. La década ganada, en realidad, desperdició la mejor oportunidad de los últimos 100 años. El mundo no nos cayó encima. sino los prejuicios de un gobierno carente de visión productiva.
El campo argentino perdió terreno.
Entre 2003 y 2015 el volumen físico exportado agropecuario creció menos de 2% anual y se perdieron 150.000 millones de dólares en valor de exportaciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora