Como muchos norteños que invirtieron en la compra de departamentos en el edificio Torres de Tartagal, uno de los compradores, Walter Escribas, informó que finalmente les aseguraron que la obra concluirá en junio próximo.
Escribas terminó de pagar hace más de dos años los 120.000 dólares del valor del departamento, pero hasta ahora no tenía ni el inmueble ni ninguna información certera sobre la vivienda, ubicada en Warnes 22, en pleno centro de Tartagal.
En un artículo publicado por El Tribuno el pasado 27 de enero, Escribas había denunciado que pese a haber cancelado el departamento hacía mucho tiempo no tenía novedades, pero para colmo, el abogado que contrató tampoco siguió litigando a su favor "por algún compromiso político que tenía con este gente", había considerado el comprador, médico legal oriundo de Embarcación.
El boleto de compra venta había sido suscripto entre el propio Escribas y un representante de la empresa constructora IKBA ante escribano, pero según había remarcado, "la última vez que fui a reclamar me dijeron que los integrantes del consorcio, que son el senador por San Martín, Andrés Zottos, el empresario salteño Matías Desimone y el empresario de la construcción Juan Pedro Garín, se pelearon y por eso no lo terminan al edificio".

Respuesta el mismo día
El mismo miércoles 27 de enero, cuando se publicó el reclamo, Escribas recibió una nota del administrador fiduciario del emprendimiento, el empresario Matías Desimone, quien le comunicó que "las obras del edificio serán concluidas en el mes de junio por parte del Sr. Garín, caso contrario veremos los medios necesarios para concluir el edificio en forma particular y cumplir con el plazo de entrega antes mencionado".
En otro tramo de la nota manifesta: "Le doy las garantías de que el edificio será concluido en el plazo estipulado". Como la carta enviada por Desimone no tiene membrete ni sellos, Escribas anticipó que "envié una carta documento a Desimone para que lo que me dice en esta nota lo haga también por carta documento. Es increíble que después de 27 meses nadie me diera una explicación y que solo recurriendo al diario me hayan respondido. Ahora quiero confiar en que finalmente todos los que pagamos podamos contar con el inmueble en el que hemos invertido muchos años de trabajo. Fue un enorme esfuerzo que tiene que dar sus frutos y finalmente tener la propiedad", dijo el profesional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Aki Vendo
Aki Vendo · Hace 9 meses

A mi me paso lo mismo con esta empresa (IKBA) en cielos del sur. son impresentables.


Se está leyendo ahora