Mientras la confianza de los consumidores cayó 1,2% este mes, respecto a abril, y acumuló un retroceso del 22,4% con respecto a mayo de 2015, el Gobierno reconoció, a través del ministro Rogelio Frigerio, que es alto el tope del 400% registrado en 2016, en las subas de las boletas de gas.
El funcionario dijo que los aumentos en los servicios terminaron por este año.
En otras declaraciones de Frigerio, analizó que "la inflación va a bajar mucho" en el segundo semestre del año, y aseguró que eso no será consecuencia de una retracción del consumo ni de una recesión económica.
Con relación a la tarifa, Frigerio, comentó que la del gas en la Patagonia implica un "aumento importante" y confió que las causas judiciales contra las subas "van a ir cayéndose solas".
"Durante diez años las tarifas estuvieron congeladas, con una inflación acumulada del 700%. Ahora, con este tope, buscamos igualar los aumentos en todo el país", sostuvo el funcionario.
Frigerio también sostuvo que el tope del 400% es solo para el consumo residencial de gas, pero para el comercio, hasta el momento, están firmes los incrementos de hasta 1.400%, para quienes el Gobierno ofreció el pago en cuotas de la tarifa, cuestión que volverá a ser debatida con los gobernadores patagónicos.
Frigerio justificó el incremento tarifario "porque tiene por objetivo generar incentivos para la inversión", ya que "el gas se está acabando y su importación es mucho más conflictiva que la del petróleo".
El ministro dijo que el miércoles próximo "nos volvemos a juntar con los gobernadores (tras el encuentro que mantuvieron el martes último) para evaluar alternativas" con respecto al impacto del aumento tarifario en las pymes patagónicas.
"Tenemos que ver sector por sector cuál es la situación y cómo preservar las fuentes de trabajo", explicó.
Tras la reunión de esta semana en la Casa Rosada, los gobernadores de Chubut, Mario Das Neves, y Río Negro, Alberto Weretilnek, advirtieron que sigue siendo alto el tope del 400% y consideraron que el Gobierno nacional actuó en forma "poco seria" para fijar ese porcentaje.
Por su parte, Frigerio consideró que la judicialización del tema tarifario "es previa a la reunión que tuvimos con los gobernadores, por eso creo que eso va a ir cayéndose solo. Pero por supuesto, el Estado nacional va a defender su posición en la Justicia".
Además, el ministro insistió en que "lo que generaba el congelamiento tarifario era una mala conducta del usuario" en cuanto al gasto de energía.
"En los hoteles del sur tenían el gas a la máxima potencia y eso era insostenible", enfatizó el titular de la cartera política, quien agregó: "Cuando uno ve las películas de países nórdicos se ve que la gente cuida mucho el gas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora