En el techo del pasillo hay un enorme agujero negro. Los enfermeros atienden con dos sillas de plástico y una mesa. La sala tiene los vidrios rotos y la puerta no cierra. El chillido de los murciélagos se escucha de fondo en pleno día. En La Puntana, localidad de Santa victoria Este, en el departamento Rivadavia, hace años que conviven con esa realidad.
"Ya estamos cansados de promesas. Recién se fue gente de Salud Pública y vieron que acá no hay equipamiento y estamos llenos de murciélagos", dijo Pablo Solís, uno de los 10 caciques de la población que tiene alrededor de 2.000 personas. "Nos cuentan que hay un buen presupuesto, pero hasta que no empiece la obra no vamos a ilusionarnos", agregó a El Tribuno la semana pasada.
Antes de ayer, el Gobierno anunció que "profundiza acciones en beneficio de la comunidad de La Puntana". Entre los anuncios del Ministerio de Asuntos Indígenas se prometió que se reubicará el centro de salud y se llevará una ambulancia. Además, Vialidad informó que "se está trabajando en el acondicionamiento del camino a la comunidad".
El secretario de Asuntos Indígenas, Enrique Rojo, dijo que "en los próximos días se les entregará una ambulancia y se acondicionará el Centro de Integración Comunitaria (CIC) hasta que el edificio público sea refaccionado".
Además aseguró: "Se lo equipará con todos los elementos necesarios para atender las necesidades de las más de tres mil personas que conforman la comunidad y que por encontrarse a 40 kilómetros del municipio de cabecera, muchas veces se les dificulta la asistencia".
Pablo Solís, quien tuvo un encuentro con los funcionarios del área después de la visita de El Tribuno, le dijo al Gobierno: "Estamos llevando buenas noticias para nuestra comunidad, que es una de las más numerosa de la zona, con la solución de pedidos que son básicos para mejorar nuestra calidad de vida. En 15 días ya tendremos funcionando un puesto de salud, contaremos con una ambulancia y dos máquinas de Vialidad Nacional, ya están trabajando para que podamos llegar a Santa Victoria Este sin dificultades".

Antecedentes

En diciembre de 2014 El Tribuno informó sobre la situación en el centro de Salud: "Murciélagos en el puesto sanitario de La Puntana", decía el artículo. Dos meses después, 6 de febrero de 2015, apareció en ese mismo puesto sanitario el pequeño Mauricio Lucas, que falleció a las 21.27 en el hospital de Santa Victoria por causas asociadas a la desnutrición, tras esperar durante horas una ambulancia.
Embed
El CIC donde se anunció que funcionará momentáneamente el centro de salud también es centro de muchas polémicas. Al igual que el que está en Santa María, el CIC de La Puntana fue terminado por el gobierno nacional anterior, aunque nunca funcionó, porque desapareció todo el mobiliario e insumos pensados para esos centros comunitarios. Tampoco aparecieron nunca las camionetas destinadas a cada uno de los CIC.
El intendente Moisés Balderrama, tras una denuncia que nunca avanzó del entonces presidente del Concejo Deliberante, el aborigen Pedro Lozano, dijo que las cosas habían sido robadas de un depósito municipal. La Policía nunca explicó que pasó con ese supuesto hurto.
Tras las denuncias, el Ejército Argentino hizo uso de las instalaciones hasta este mes de febrero. Luego de la salida de las Fuerzas Armadas, Pablo Solís pidió un destacamento policial para el lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia