Trabajadores de la construcción de la central atómica Atucha III enrolados en la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) bloquearon hoy la rotonda de ingreso a la ciudad de Zárate, donde se encuentra la planta, en protesta por el posible despidos de 2.500 empleados. La protesta se extendió desde las 9 y hasta las 15, sobre la ruta 14, a la altura de la localidad bonaerense de Zárate, donde se construirá la planta.
El secretario adjunto de la Uocra Zárate, Ariel Puebla, denunció que 1.200 trabajadores afectados se quedarán sin empleo el 31 de marzo dado que las empresas del sector ya anticiparon la medida por la decisión política del Gobierno de no continuar con la obras".
Puebla denunció que en la planta de Atucha III los despidos llegarán a 2.500 trabajadores, sumando los restantes gremios y que en la región van a superar a las 3.000 personas "porque se están por paralizar las obras de las rutas 6, 8 y 9 y de la reparación de vías de la línea Mitre a Rosario".
El sindicalista señaló que el próximo miércoles se realizará en Zárate una cumbre de intendentes de la que participarán los jefes comunales de Baradero, Exaltación de la Cruz y Campana "para ver cómo podemos solucionar estos conflictos que afectan a miles de familias".
En declaraciones a NA, Puebla dijo que "hasta ahora no hay ninguna respuesta ni de las autoridades nacionales ni de las provinciales".
"Los funcionarios argumentan que no va a haber despidos pero los 2.500 contratos vencen el 31 de marzo próximo y no hay seguridad de que sean renovados".
El sindicalista señaló que los trabajadores "siguen en estado de alerta y movilización y las medidas de fuerza se irán incrementando si no aparecen las soluciones".
Explicó que las gestiones realizadas ante el gobierno bonaerense por el intendente de Zárate, Osvaldo Caffaro, no dieron resultados.
"Una comisión de diputados y senadores bonaerense en representación de todos los partidos realizó gestiones con funcionarios del ministerio de Energía, porque (Juan José) Aranguren no nos quiso recibir y tampoco nos dieron una solución", agregó Puebla.
La protesta sindical fue respaldada hoy poe el diputado y secretario de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Abel Furlán, el diputado Marcelo Torres y el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.
Las cinco empresas adjudicatarias de la obra de la central nuclear anunciaron el cese de los contratos y solo prometieron retener a 400 trabajadores, pagándoles un sueldo básico sin importar la categoría de convenio, lo cual se parece más a una extorsión, explicó Puebla.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora