El relevo de Alfonso Prat Gay de la cartera de Hacienda genera en las provincias una fuerte expectativa en relación con las posibilidades de financiamiento 2017, en las puertas de un año electoral clave. Una nota de la periodista Florencia Arbeleche de diario Ambito Financiero destaca algunas inquietudes que se presentan de cara al nuevo escenario.
Juan Manuel Urtubey, el gobernador de Salta, fue uno de los primeros mandatarios en evaluar la salida del funcionario. Dijo que no cree "que se trate de una ruptura dentro del frente Cambiemos", y deseó que "el nuevo ministro tome las riendas y que vaya para adelante".
La designación de Nicolás Dujovne y Luis Caputo no cambiará el vínculo político que los gobernadores construyeron este año con la Casa Rosada de la mano de Rogelio Frigerio, y que fue determinante -entre otras cosas- en el acuerdo por la devolución del 15% de la coparticipación y en la reformulación del proyecto de ley de Ganancias que el Congreso sancionó la semana pasada. Sí, en cambio, permite a las provincias imaginar un horizonte menos complejo en términos de acceso al financiamiento aunque muchas de las trabas, en rigor, no responden a antojos del ahora exministro de Hacienda sino a una disposición vigente desde 2004 que convierte a esa cartera en una "comisaría económica" que autoriza o archiva el pedido de endeudamiento.
Desde diciembre pasado esa atribución recaía en el santafesino Gustavo Marconato, exdiputado del FpV, mano derecha de Prat Gay.
"Del ministro Prat Gay para abajo, todo se convertía en una máquina de impedir", soltó en diálogo con Ambito Financiero un alto funcionario de un distrito con fuerte sintonía nacional.
Desde otro enclave con buena relación con Balcarce 50 reconocieron que Prat Gay era "un ministro sin sustento político y con poco margen de maniobra", y que la relación fuerte con las provincias "pasó siempre por Frigerio".
Sin embargo, consideraron positivo el cambio por la salida de un equipo que "pisaba autorizaciones de fondos y de crédito" a las provincias.
Para los funcionarios del interior consultados, los cambios en la cartera de Economía reflejan más una cuestión interna del Gobierno que un problema puntual en la función económica del ministro. Y coincidieron, más allá del signo político, que la relación de sus provincias con Nación ha sido desde un principio "institucional", y confiaron en que ese esquema se mantendría sin mayores cambios.
"El problema tiene que ver más con diferencias con el Banco Central que con las provincias", evaluaron.
Ayer, con mucha prudencia, varios ministros de Economía repasaron la agenda pendiente en materia de fondos adeudados, aval a obras públicas y autorizaciones para emitir deuda en el mercado internacional.
Citaron, por ejemplo, el inconcluso acuerdo para la devolución de fondos a Santa Fe ordenado por la Corte Suprema, los avales para la obtención de créditos millonarios para el avance de gasoductos, y la luz verde nacional para que muchos distritos concreten en marzo, a más tardar, nuevas colocaciones en moneda extranjera. Varios gobernadores confían en que la nueva gestión agilice el proceso para salir a colocar deuda al mercado internacional. En octubre, muchas provincias obtuvieron avales por menos monto que el pidieron. Santa Fe quería US$500 millones y obtuvo la mitad, mientras Entre Ríos, que solicitó US$700 millones, recibió un aval por US$250 millones. Sin dudas que se abre un nuevo debate.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...