La concejala por el Partido Obrero, Nélida Díaz, presentó un proyecto para solicitar a las autoridades provinciales no instrumentar en Salta el Protocolo de Manifestaciones que implementó el Gobierno nacional. "Promueve la represión desde un marco legal, a trabajadores y ciudadanos que legítimamente ejercen su derecho a la protesta y la libertad de expresión ", dijo Nélida Díaz.
El protocolo permite, luego se ser notificados, que las fuerzas de seguridad desalojen a los manifestantes que se encuentren cortando calles y rutas.
Por su parte, la mayoría de los ediles oranenses manifestaron que no acompañarían el proyecto. Destacaron que el protocolo no impide la manifestación de la gente, solo los cortes de calles y rutas.
Argumentaron que por más de 10 años el norte estuvo castigado por constantes cortes de rutas, violando el derecho de libre tránsito de los ciudadanos y perjudicando las economías regionales.
En esta línea, el concejal Rubén Carabajal afirmó que cuando se corta una ruta, lamentablemente es necesaria la intervención de la autoridad.
"Si bien muchos de los reclamos son justos, esta metodología perjudica a toda la comunidad y sus consecuencias son muy negativas".
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora