Por los fondos que una minera canadiense, un ingenio norteño y una avícola de capitales bolivianos comprometieron hasta 2019, por 3.040 millones de dólares, Salta figura en un informe que acaba de publicar el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Nación como la provincia que mayores inversiones privadas recibirá en el mediano plazo.
El puesto de privilegio se debe, casi enteramente, a un proyecto minero, Taca Taca, en el que la compañía First Quantum anunció un programa de US$ 3.000 millones, para explotar oro y cobre a 35 kilómetros al oeste de Tolar Grande.
De acuerdo con el plan que presentó en mayo al Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de Salta, la empresa canadiense completaría este año los estudios de impacto ambiental, ingeniería, transporte y energía, para encarar la etapa de factibilidad en 2017 e iniciar la construcción de la planta de producción en 2018.
Según los ensayos, Taca Taca redituará 244.000 toneladas de concentrado de cobre, 110.000 onzas de oro y 4.100 toneladas de molibdeno concentrado por año.
La Puna salteña tiene otros avanzados proyectos metalíferos que no aparecieron en el informe. Uno de ellos se desarrolla en Lindero, un depósito de oro y cobre localizado al sur del Salar de Arizaro, a 70 kilómetros de Tolar Grande. Allí, la empresa Goldrock (Mansfield) completó estudios de factibilidad en 2013, pero aún no tiene confirmados los US$ 220 millones que demandará la construcción de sus unidades de producción primaria e industrial.
El proyecto prevé un minado diario de 30.000 toneladas para producir un promedio anual de 161.000 onzas, con una vida útil de diez años.
En las cercanías de Lindero, Mansfield también descubrió a fines de los noventa el depósito de cobre, oro y plata de Río Grande. Allí, estudios geológicos, trincheras y perforaciones determinaron la existencia de importantes mineralizaciones, con contenidos medios superiores a 0,7 gramos de oro y 0,7% de cobre por tonelada.
En Diablillos, otro yacimientos metalífero situado en el borde limítrofe por el que Salta y Catamarca mantienen un antiguo diferendo, la empresa canadiense Silver Standard también completó fases exploratorias con perforaciones sobre las que se estimaron reservas por 88.451.000 onzas de plata y por 747.000 onzas de oro.
En El Quévar, un proyecto de plata y plomo localizado a 95 kilómetros de San Antonio de los Cobres, en las inmediaciones del nevado de Pastos Grandes, Silex Argentina (Golden Minerals) llevó adelante similares estudios que arrojaron reservas de plata por 60 millones de onzas.
La viabilidad de esos proyectos metalíferos y de otros enfocados principalmente sobre el litio, mineral estrella de estos tiempos, depende fundamentalmente de reglas estables y de infraestructuras (energía, caminos, vías férreas) que no se compadecen con el potencial de la Puna salteña.

Infraestructuras en deuda

Los reclamos del sector minero, por el deplorable estado de las infraestructuras vial y ferroviaria en la Puna salteña, se reiteran año tras año.
En la ruta nacional 51, corredor obligado de los insumos y producciones de la actividad, en 2015 apenas se asfaltaron 14 kilómetros. De los 100 kilómetros que tenía pavimentados, 30 fueron arrasados por las crecidas del río Toro. La preocupación no está puesta únicamente en el camino que conecta a Salta con Antofagasta por Sico. También las vías de C-14 impiden disponer de la vinculación ferroviaria con el norte chileno en condiciones mínimas de seguridad. Todo esto pone los fletes en las nubes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 4 meses

espero que esto sea fiscalizado en su momento así no nos terminan envenenando el agua. O sea que se pongan a trabajar no a hacer la vista gorda.... a ver si se entiende.


Se está leyendo ahora