El cadáver de Leopoldo Federico Núñez fue encontrado la madrugada del domingo 4 de septiembre en su casa del barrio Castañares. Según surge de la investigación, el joven de 36 años, que se desempeñaba como enfermero en el hospital Materno Infantil, la noche previa al crimen se había reunido junto a unos amigos. Desde un primer momento el móvil del crimen fue el robo, según el fiscal de la causa, Pablo Paz. Ayer, después de dos meses de investigación, la situación de Franco Corvalán se agudizó y la imputación que pesa en su contra es la de "homicidio calificado crimins causa" que prevé una pena de prisión perpetua.
El único acusado de matar al enfermero, Corvalán, luego de lo sucedido se ausentó de la provincia. Después de un mes de cometido el asesinato, el hombre fue capturado en Buenos Aires y trasladado a esta capital. El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Pablo Paz, recepcionaría los últimos elementos de prueba y se supone que la semana que viene estaría en condiciones de requerir que la causa se eleve a juicio.
En dos oportunidades el acusado se negó a declarar
, lo que hace aún más compleja una causa que hasta el momento tiene lo investigado por las fuerzas de seguridad de la provincia.
En ese sentido, según trascendió ayer, se supo que la abogada de Corvalán, la doctora Carina Peralta, defensora oficial, quedó en presentar un escrito con plazo hasta hoy.
Comprometido
En la jornada del miércoles Franco Corvalán fue citado a la sede de la Fiscalía Penal 2 y, acompañado por su defensor, se le hizo conocer el resultado de las pericias genéticas donde quedó confirmada su presencia en la escena del crimen. Casi con "grado de certeza probada" sería la situación comprometida del imputado.
Por otra parte, el sobrino de la víctima y la vecina de Núñez realizaron un reconocimiento positivo de la mayoría de los elementos secuestrados por la División Homicidios, que estaban en posesión de personas vinculadas con el presunto criminal. Los elementos fueron sustraídos del barrio Castañares.
La autopsia del cuerpo del enfermero Leopoldo Núñez dio como resultado que el deceso se produjo por una herida de arma blanca, frente a lo cual se produjo un shock hipovolémico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora