Un avance clave en el tratamiento del cáncer pulmonar no microcítico (CPNM), el más común de este tipo de enfermedad que en la Argentina tiene 10.000 pacientes nuevos cada año, y que genera una mejora en la calidad de vida, fue difundido hoy por especialistas en el marco del Día Mundial contra el cáncer que se conmemora el 4 de febrero próximo.
Las pruebas de mutación genética, recomendadas en el momento del diagnóstico del CPNM, "constituyen un avance clave en el tratamiento de la enfermedad, ya que la terapia adaptada al tipo de mutación específica podría mejorar la calidad de vida del paciente y alargar su esperanza de vida", sostuvieron oncólogos consultados por Télam
A menudo el cáncer de pulmón se diagnostica en un estadio avanzado, lo que puede dificultar aún más su tratamiento y en el caso puntual del diagnóstico de CPNM, además del estado del cáncer, existen diversos factores que pueden influir en las opciones de tratamiento disponibles para cada paciente, como el estado de salud general y la presencia de mutaciones en ciertos genes del cáncer.
"En muchos tipos de células neoplásicas -que se multiplican a un ritmo superior al normal- hay niveles elevados del gen receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, por sus siglas en inglés), pero lo más relevante en el caso del cáncer de pulmón es que se identificaron mutaciones que pueden impulsar el crecimiento tumoral y podrían convertirse en nuevos blancos moleculares", destacó Enrique Aman
El especialista explicó que "sólo los oncólogos vinculados exclusivamente a cáncer de pulmón tienen el hábito de pedir el estado mutacional en sus pacientes con CPNM, y que "lamentablemente" en el resto de la comunidad oncológica ese hábito "no está tan instalado".
"En la Argentina se diagnostican alrededor de 10.000 nuevos casos de CPNM por año, que ocupa el cuarto lugar en incidencia en ambos sexos y es el primero en mortalidad en hombres y el tercero en mujeres", detalló Aman.
Precisó que sólo un 15 o 20 por ciento de los casos son quirúrgicos como primer tratamiento o con quimioterapia neoadyuvante previa a cirugía, mientras que el resto debe realizarse quimio o radioterapia o ambos tratamientos combinados.
"En el otro 80 por ciento de pacientes que no son quirúrgicos, conocer si presentan una mutación es importante para saber si pueden acceder a una nueva terapéutica, denominada Inhibidores de Tirosin Kinasa, medicación por vía oral que reemplaza la quimioterapia como primer tratamiento", señaló.
El cáncer de pulmón "es la causa de muerte por esa enfermedad más frecuente a nivel mundial: en 2012, 1,59 millones de personas murieron por esa causa, cifra considerablemente mayor a las correspondientes al cáncer de hígado, estómago, colorrectal y de mama", completó.
Y concluyó: "La medicina personalizada ofrece grandes expectativas, aunque la dificultad de obtener suficiente tejido y conseguir que las pruebas sean exactas y reproducibles, así como acortar el tiempo de obtención de los resultados para poder tomar mejores decisiones de tratamiento pueden presentar limitaciones e impiden que muchos sistemas sanitarios incluyan pruebas de mutación en la práctica clínica estándar".
Concientización
Como cada 4 de febrero, se realizarán campañas y actividades para concientizar sobre el cáncer en varias partes del mundo, en esta ocasión bajo el lema "Nosotros podemos. Yo puedo".
En la Argentina, algunas de las organizaciones que se sumarán una vez más a la iniciativa son la Coalición Cáncer Argentina y la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec), desde donde precisaron que "en nuestro país mama, colon-recto, pulmón, próstata y cérvix son los cinco tipos más prevalentes".
"El cáncer está considerado como una verdadera epidemia mundial, ya que es responsable de 8,2 millones de fallecimientos cada año, la mitad de los cuales (4 millones) corresponde a 'muertes prematuras', aquellas que involucran a personas comprendidas entre los 30 y los 69 años", enfatizaron.
Según el Instituto Nacional del Cáncer (INC), la Argentina se encuentra dentro del rango de países con incidencia de cáncer media-alta, es decir que cada año habrá dos casos nuevos cada 1.000 habitantes. La enfermedad causa en el país 60.000 muertes anuales, de las cuales más del 90 por ciento se produce en personas mayores de 44 años.
"Aunque el país tiene una amplia cobertura de salud pública y se han logrado importantes avances, los pacientes son cada vez más y el acceso se dificulta debido a problemas en los traslados, gastos de viaje y alojamiento o falta de educación para comprender cómo seguir un esquema de tratamiento", apuntaron.
Fuente: Télam

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia