El crecimiento de Instagram convirtió a muchos de sus usuarios en verdaderas estrellas. La era del blogger está llegando a su fin y, en la actualidad, las grandes empresas miran a la red social de las "fotografías instantáneas" para buscar los nuevos trendsetters en distintas disciplinas.
Es el caso de Natalie Landsberg, Gillian Presto y Emily Morse, tres jóvenes de 19 años, quienes comenzaron publicando fotos de lo que comían, sin mayor objetivo que compartir. Sin embargo, cuando @New_Fork_City -su cuenta conjunta- comenzó a viralizarse hasta llegar casi a los 500 mil seguidores, los restós no tardaron en invitarlos a degustar sus comidas de manera gratuita. También recibieron algunas ofertas laborales innovadoras, como ser "curadoras" de comida en festivales y crear su propio sabor de galletitas. La cuenta fue creada cuando aún asistían a la secundaria y sus padres, rápidos de reflejos ante el éxito, gastaron casi U$D 15 mil para registrar el nombre New_Fork_City.
Aunque comer sigue siendo uno de los placeres preferidos de las personas, también hay estrellas de fitness. Muchos de estos nuevos influencers se convirtieron en profesionales a tiempo completo, llegando a tener ganancias de hasta 350 dólares solo por publicar una imagen. El horizonte es infinito.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora