La red de supermercados alemana Edeka causó sensación en la web gracias a su publicidad navideña. En el video, un abuelo recibe la cancelación de la celebración de Nochebuena año tras año por parte de su propia familia, esparcida por distintos lugares del mundo. Con música melancólica, se puede ver al anciano comiendo solitariamente en esta fecha tan especial. Para llamar la atención de sus hijos, el hombre simula su propia muerte. De esta manera los mensajes y llamadas que recibe su familia generan un encuentro para despedir al jefe familiar, pero al llegar a su casa se encuentran con él y la mesa servida. '¿Tengo que hacer esto para verlos a todos juntos?', pregunta el protagonista. Todos se alegran y terminan compartiendo la cena navideña notoriamente felices.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora